martes, 21 de marzo de 2017

Sarna sarcóptica porcina: situación actual


Hoy en día, se considera inaceptable la venta para vida de cerdas o verracos con sarna.
La sarna sarcóptica es considerada la ectoparasitosis de mayor importancia en las explotaciones de ganado porcino, especialmente en aquellas de producción intensiva. Ello se debe a su distribución cosmopolita, efectos negativos sobre el desarrollo y los índices productivos y a su efecto inmunosupresor.

El agente etiológico
El agente etiológico de esta enfermedad es Sarcoptes scabiei var. suis y el ciclo biológico requiere aproximadamente 15 días (14-21) para completarse (figura 1). La principal forma de transmisión de la enfermedad es el contacto directo entre cerdos enfermos y sanos; y su difusión se ve favorecida por el carácter subclínico que tiene en algunos individuos. Sin embargo, el papel más importante lo desempeñan aquellos animales con infección crónica que albergan abundantes ácaros en el pabellón auricular y otras áreas corporales. La infestación también puede tener origen en ácaros presentes en el ambiente, ya que estos pueden sobrevivir fuera del hospedador durante varios días y desplazarse hasta un metro. También se ha descrito la vehiculación del parásito mediante útiles de limpieza. Aunque la prevalencia va a depender de la zona estudiada, el estrato de edad o la metodología de diagnóstico empleada, en España la tasa de prevalencia individual se situaría cercana al 30% y la de rebaño al 80%, considerándose endémica en algunas regiones.

Figura 1. Ciclo biológico de Sarcoptes scabiei
Figura 1. Ciclo biológico de Sarcoptes scabiei

Formas clínicas
Se describen dos formas clínicas de la sarna sarcóptica porcina. La primera es la forma alérgica o eritematosa (figura 2a) que afecta fundamentalmente a lechones de recría y cebo, siendo los signos clínicos característicos el prurito y la presencia de pápulas y zonas enrojecidas en la piel. Estos comienzan después de un periodo de incubación de 3 a 11 semanas y su duración varía en función de las medidas higiénicas y terapéuticas adoptadas. La segunda es la forma crónica o hiperqueratósica (también conocida como “roña”) que afecta a animales de más edad, especialmente en aquellas explotaciones con deficientes condiciones de manejo. Las lesiones típicas son costras blanquecinas que contienen centenares de ácaros y se localizan en el interior del pabellón auricular, aunque en ocasiones también se extienden por el cuerpo y las extremidades posteriores (figura 2b). La presencia del ácaro se asocia a efectos negativos sobre la eficiencia reproductiva, el comportamiento maternal de la cerda y la lactación, reducción del índice de crecimiento y del índice de conversión en lechones de engorde, exacerbación de otras enfermedades, disminución del valor de mercado por depreciación de la canal e incremento de los costes de mantenimiento de las instalaciones debido al deterioro causado por los animales al rascarse. Como consecuencia del estrés y la incomodidad de los cerdos los parámetros productivos se ven afectados, con aumentos del índice de conversión y disminuciones de la ganancia media diaria que pueden llegar al 10%. Si no se controla, puede ser causante de importantes pérdidas económicas debido a su elevada morbilidad.
Figura 2. Forma alérgica o eritematosa (pápulas y zonas enrojecidas en la piel) (a) y forma crónica o hiperqueratósica (b).
Figura 2. Forma alérgica o eritematosa (pápulas y zonas enrojecidas en la piel) (a) y forma crónica o hiperqueratósica (b).

Diagnóstico
El diagnóstico de la sarna porcina no resulta fácil, principalmente porque la mayoría de los animales están infectados subclínicamente y muchas veces hay ausencia de lesiones visibles y específicas. En la granja se puede observar el prurito e inquietud de los animales infestados, así como las lesiones cutáneas. El diagnóstico laboratorial es decisivo y puede realizarse mediante la identificación del ácaro en raspados cutáneos y el diagnóstico serológico. Esta técnica puede ser útil para clasificar una granja como positiva o negativa, ya que se pueden detectar animales infestados subclínicamente y con un bajo número de ácaros; analizar el estado sanitario individual de los animales de reposición durante la cuarentena; comprobar serológicamente la eficacia de un programa de control o erradicación frente a la sarna y evaluar la presencia de anticuerpos en animales nacidos después del comienzo de un programa de erradicación. También la inspección de las canales en el matadero para determinar la presencia de lesiones papulares en la piel es un método muy útil para conocer el estado de la enfermedad en una explotación y comprobar su evolución después de la aplicación de programas de control.

Prevención, control y erradicación
La prevención se basa sobre todo en impedir la entrada de animales portadores. Lo ideal sería someter a las cerdas nulíparas adquiridas fuera de la explotación a pruebas serológicas que determinen su estado sanitario. En cualquier caso, se debe revisar a todos los animales nuevos a la entrada en la explotación (poniendo especial atención en la zona de las orejas y corvejones) y someterlos a un periodo de cuarentena de unas tres semanas. Si se estima oportuno se les sometería a un tratamiento acaricida. Hay muchos productos acaricidas para el control de la enfermedad. La elección del fármaco adecuado depende de varios factores, como el coste económico del tratamiento, el tipo de instalaciones, la intensidad y amplitud del problema, el número de animales de la explotación, y según el programa que pretendamos aplicar: control o erradicación (Tabla 1). En los casos de las granjas de selección (núcleos), granjas de multiplicación y centros de inseminación, es recomendable la implantación de programas de erradicación pues, hoy en día, se considera inaceptable la venta para vida de cerdas o verracos con sarna.

Tabla 1. Programas de control y erradicación: ventajas, inconvenientes y aplicación.
Los programas de control tratan de reducir la mayor parte de las pérdidas atribuibles a la sarna sarcóptica mediante la aplicación de un tratamiento etiológico y de medidas de desinfección de la explotación
VentajasInconvenientesMétodosFármacos empleados
– Favorecen la eliminación de la sarna clínica
– Evitan la mayoría de los problemas causados por la enfermedad
– Útiles en granjas que no disponen de los medios materiales y humanos para aplicar un programa de erradicación
– Mantenimiento de la sarna subclínica y posibles rebrotes clínicos si se suspende el tratamiento
– No eliminan totalmente las pérdidas productivas
– Elevado coste y laboriosos en su aplicación
– Elaboración de calendarios de aplicación de acaricidasEn función de su vía de aplicación:
– Pulverización (amitraz, diazinón y fosmet)
– Pour on(ivermectina, fosmet)
– Con el pienso (ivermectina)
– Inyectable (ivermectina, doramectina)
Programas de erradicación: intentan eliminar por completo y mantener libre la granja de la presencia de los ácaros de la sarna, así como de sus consecuencias
VentajasInconvenientesMétodosFármacos empleados
 Eliminan totalmente los ácaros de la sarna dentro de la explotación y la mantienen libre de la enfermedad
– Importante para las empresas que venden genética
– Beneficiosos desde el punto de vista ambiental y de residuos en la canal
– Son rentables económicamente a largo plazo
– Se precisa personal entrenado y concienciado– Aplicación de tratamientos estratégicos
– Establecimiento de pautas de despoblación y repoblación
Pour on (fosmet)
Inyectable (ivermectina y doramectina)
Con el pienso (ivermectina, combinada con aplicación inyectable)

sábado, 18 de marzo de 2017

TURQUÌA: Uso de métodos alternativos para el diagnóstico de oestrosis en ovino y caprino



La oestrosis es una enfermedad parasitaria causada por larvas de ‘Oestus ovis’, que afecta a las cavidades nasales y a los senos colindantes de ovejas y cabras. Se realizó un estudio en Turquía por el que se evaluó la utilidad de la PCR semi-anidada y la rinoscopia en el diagnóstico de la oestrosis aplicando estas técnicas en las cabezas de 184 animales (158 ovejas y 26 cabras) obtenidos de un matadero poco después del sacrificio. La evaluación bruta reveló que el 84,2% de las ovejas y el 38,5% de las cabras fueron positivas para la oestrosis.
El PCR rindió con 100% de sensibilidad diagnóstica, mientras que el examen rinoscópico proporcionó una sensibilidad diagnóstica del 100% y especificidad para la oestrosis en cabras, con un 81% de sensibilidad diagnóstica y un 100% de especificidad en ovinos. Estos resultados indican claramente la utilidad de la PCR semi-anidada y la rinoscopia en el diagnóstico de la oestrosis.
Esta investigación se ha publicado en la revista científica Small Ruminant Research y está firmada por Duygu Neval Sayin IPED y Semih Altan, de la Universidad de Dicle.

UE: Terapia fotodinámica como tratamiento eficaz contra la dermatofitosis en ovejas



‘Arthroderma vanbreuseghemii’ ha sido identificado molecularmente como el agente causal de la dermatofitosis en un rebaño de ovejas. Es necesario explorar nuevas alternativas de tratamiento porque los antifúngicos no están aprobados para su uso en pequeños rumiantes en la Unión Europea.
Así lo ha hecho un grupo de investigadores españoles, principalmente aragoneses que han publicado su trabajo en la revista científica Small Ruminant Research. Se trata de Vanesa Pérez Laguna, Antonio Rezusta, Juan José Ramos, Luis Miguel Ferrer, Josepa Gené, María José Revillo y Yolanda Gilaberte.
La terapia fotodinámica antimicrobiana (aPDT) ha demostrado ser eficaz para el tratamiento de la dermatofitosis en humanos. Se basa en la aplicación de un fotosensibilizador como el azul de metileno (MB) que se activa mediante luz visible para generar especies reactivas de oxígeno que son citotóxicas para las células.El objetivo del estudio es determinar la eficacia de aDL-PDT utilizando una solución de 1% de MB para tratar la dermatofitosis causada por ‘A. vanbreuseghemii’ en ovejas. Se ensayaron dos protocolos tópicos diferentes (1% de aplicaciones de pulverización en solución de MB una o dos veces por semana) en dos grupos de cinco animales infectados. Veinticinco ovinos infectados no fueron tratados. Todas las ovejas fueron expuestas a la luz solar todos los días durante una duración aproximada de 10 horas durante un total de cuatro semanas. Al final del estudio, todos los animales tratados con aDL-PDT mostraron la misma respuesta clínica a ambos protocolos. Por el contrario, los animales expuestos sólo a la luz solar requirieron dos o cuatro semanas adicionales antes de que sus infecciones se resolvieran. Por lo tanto, aDL-PDT con 1% de solución MB demuestra eficacia, seguridad y eficacia en el tratamiento de la dermatofitosis en ovinos.

Causas y manejo de la difteria en terneros


Esta es una enfermedad infecciosa que afecta principalmente a bovinos jóvenes. Dentro de los síntomas que produce se encuentran: fiebre, ulceración o inflamación de la laringe laringitis o la cavidad oral y dificultad para que el aire entre a los pulmones.
El agente Fusobacterium necroforum es considerado como el causante de la enfermedad. Sin embargo, expertos consideran que hay otros factores que pueden predisponer la aparición de la misma como el déficit de vitamina A y ambientes antihigiénicos cubiertos con estiércol.
De acuerdo con Javier Granados, médico veterinario y experto en manejo animal, la difteria es una patología infecciosa causada por la fusobacterium necroforum que ataca a terneros entre 3 y 18 meses de edad.
Expuso que la afección inicia con un aumento de la temperatura corporal y con una tos húmeda y dolorosa, provoca que las pupilas se dilaten, hace que los animales empiecen a bramar, produce salivación, entre otros.
De igual manera, sostuvo que además de ocasionar ulceración o inflamación de la laringe laringitis o la cavidad oral y dificultad para que el aire entre a los pulmones, la difteria también genera muchos síntomas de origen neurológico.
Granados indicó que si bien no es una enfermedad muy común en el país y no se puede detectar con mucha facilidad, se han reportado algunos casos en Antioquia y en otras regiones.
El experto manifestó que la enfermedad puede llegar a producir una estomatitis necrótica, haciendo que se reduzca el apetito del animal y tenga dificultades para mamar. También puede generar una laringitis necrótica la cual generalmente está acompañada por jadeos con sonidos, respiración acelerada y alta temperatura corporal.
Las lesiones típicas producidas por la necrosis pueden llegar a formar traumas, abscesos y olor fétido. En cuanto al tratamiento, el médico veterinario indicó que es necesario brindarles antibióticos a los animales afectados, principalmente sulfonamidas, aplicadas vía endovenosa en casos en los que se necesite un afecto rápido. Además se les pueden suministrar fármacos antiinflamatorios.
Se recomienda a los ganaderos o encargados de la finca que el suministro de cualquier tipo de medicamento siempre cuente con la previa formulación y supervisión de un experto en la materia.

jueves, 16 de marzo de 2017

¿Cómo funciona el oído de las vacas?



La sensibilidad de los bovinos les permite percibir sonidos a varios metros de distancia. El oído es uno de los sentidos que más tienen desarrollados y eso los hace capaces de detectar una amplia gama de frecuencias.
Expertos señalan que el oído de los seres humanos tiene una máxima sensibilidad entre las frecuencias de 1.000 a 3.000 Hz, mientras que los bovinos alcanza los 8.000 Hz.
Muchos ganaderos, mayordomos o encargados de la finca apelan a los gritos, silbidos, al uso de perros, entre otros para arrear o hace mover a los animales de un punto a otro. Lo que desconocen es que en la medida en que en la finca se reduzcan los ruidos ocasionados por las personas, equipos y maquinaria, se facilitará el manejo de los animales, bajará el nivel de estrés y el riesgo de accidentes.
Bernardo Guerrero, médico veterinario, explicó que los bovinos tienen un muy buen oído. Es normal observar como mueven sus orejas y cambian la orientación de las mismas para detectar de donde proviene el sonido.
De acuerdo con Guerrero, el oído es uno de los sentidos más importantes que tienen los bovinos y juega un papel muy relevante en la interacción o comunicación con la manada o con la cría.
Cuando la madre tiene al ternero junto a ella, es posible que emita sonidos de baja intensidad. En el momento en que la separan de su cría, lo más probable es que empiece a mugir de manera muy fuerte. Asimismo, los terneros producen sonidos que le permiten a la vaca reconocerlos.
“Estos animales están muy pendiente de los ruidos, sobre todo cuando se dirigen o se encuentran en el ordeño. Los golpes, los ladridos de los perros, el sonido de las máquinas, son factores que pueden influir en su comportamiento”, aseveró.
De igual manera, comentó que la música tiene unos efectos muy interesantes en las vacas, ya que cuando se empiezan a acostumbrar a este sonido periódico tienden a permanecer más tranquilas.
Andrés Sinisterra, médico veterinario-zootecnista, precisó que una de las claves del manejo animal es evitar el uso de perros, apelar a los gritos y mucho menos a golpes para conducir al animal hacia donde se necesita.
Indicó que una vez el ganadero empiece a entender los sentidos y el comportamiento del ganado y decida implementar buena prácticas se facilitarán las tareas, se disminuirá el estrés y probablemente aumentará la producción.
Algunos animales se acostumbran a vivir en medio del ruido o la música que se coloca en la finca. Vale la pena mencionar que si esos bovinos cambian de espacio, lo más probable es que su comportamiento varíe y sufran de estrés mientras se adaptan al nuevo lugar, con todo y sus sonidos.-

La vacuna nebulizada contra la gripe aviar cada vez más cerca

¿Se podrán vacunar granjas enteras contra la gripe aviar mediante vacunas en aerosol?

Un proyecto holandés que comenzó en 2013 muestra resultados prometedores.
Vacunar a la población de una granja avícola por vía parenteral contra cualquier enfermedad es una tarea ingente. Pero un proyecto centrado en la inmunización por vía pulmonar con vacunas en aerosol, que serían inhaladas por los animales, está logrando buenos resultados preliminares.
La web PoultryWorld.net publicaba recientemente la noticia Vaccine atomisation promising for influenza immunisation sobre los buenos resultados que está obteniendo un grupo de investigación, en el que participan varias instituciones holandesas (las universidades de Groningen y Utrecht, el Centro Médico Universitario de Groningen y el Instituto Central Veterinario de Lelystad), en el campo de las vacunas contra gripe aviar en forma de aerosol.
Según explica en la noticia Anke Huckriede, profesora y vacunóloga de la Universidad de Groningen, falta muy poco para conseguir un producto comercial que permita vacunar a las aves contra la gripe aviar por vía pulmonar en condiciones de granja. Huckriede ha supervisado el proyecto Pulmonary vaccination of chickens against avian influenza using an inactivated virus vaccine, que se puso en marcha en febrero de 2013 y que ha conseguido importantes avances en la vacunación en masa de grandes poblaciones de aves mediante biológicos nebulizados.
La vacunación en masa contra la influenza aviar no funciona con los métodos tradicionales de inoculación, pero sería posible mediante una vacuna en polvo administrada por vía aerógena. Este grupo de investigación ya publicó en 2014 un estudio* con los principales resultados de su primer año de actividad: con la vacuna en polvo aspirada en forma de aerosol se consiguió estimular la respuesta inmunitaria en los animales. El sistema para convertir una vacuna líquida en un polvo seco estable también fue desarrollado por profesores de la Universidad de Groningen: Erik Frijlink y Wouter Hinrichs.


La coordinadora del equipo de investigación admite que todavía no se puede aplicar este sistema de vacunación contra la gripe aviar en explotaciones avícolas, pero los primeros resultados que han obtenido son muy buenos: se desarrolla protección inmunitaria completa contra la enfermedad y la excreción de virus se reduce prácticamente a cero.
En los primeros ensayos se administró la vacuna en polvo directamente en los pulmones de las aves y después se compararon los efectos con los de administrarla en forma de aerosol, manteniendo durante 10 minutos a los animales dentro de una caja hermética respirando la vacuna nebulizada. En este segundo caso todavía no se ha conseguido una respuesta inmunitaria completa, aunque los síntomas de la enfermedad son más leves que en los animales no vacunados.
Los siguientes pasos a dar son probar una vacuna en polvo más potente, aumentar la dosis de la vacuna e incrementar el tiempo de exposición de los animales a la vacuna nebulizada. En junio de 2016 el consorcio de Groningen, Utrecht y Lelystad ha iniciado un nuevo proyecto denominado Pulmonary vaccination of poultry against avian influenza: mass application of a safe inactivated vaccine, con el objetivo de conseguir lo antes posible un biológico que pueda aplicarse en condiciones de campo.
*Peeters B, Tonnis WF, Murugappan S, Rottier P, Koch G, Frijlink HW, Huckriede A, Hinrichs WL. Pulmonary immunization of chickens using non-adjuvanted spray-freeze dried whole inactivated virus vaccine completely protects against highly pathogenic H5N1 avian influenza virus. Vaccine. 2014 Nov 12;32(48):6445-50. doi: 10.1016/j.vaccine.2014.09.048. Epub 2014 Oct 5.

martes, 14 de marzo de 2017

Descubren nuevo tipo de Circovirus Porcino



Científicos estadounidenses han descrito un nuevo tipo de circovirus porcino, el denominado PCV3, que afecta tanto a cerdas como a lechones. Los estudios realizados han aparecido publicados en las revistas Virology Journal y Journal of Virology.

Los investigadores han identificado el nuevo circovirus en cerdas que murieron con signos clínicos similares al Síndrome porcino de dermatitis y nefropatía (PDNS). Fetos abortados de cerdas con PDNS tenían elevados niveles de PCV3 y no se detectaron otros virus por PCD ni por secuenciación metagenómica.El análisis del tejido de las cerdas infectadas mostraron antígenos PCV3 en muestras de piel, riñón, pulmón, y ganglios linfáticos localizadas en las lesiones de PDNS, incluyendo vasculitis necrotizante, glomerulonefritis, linfadenitis granulomatosa, y neumonía bronco-intersticial.

Estos resultados, según los investigadores, sugieren que el PCV3 circula comúnmente en el censo porcino de EEUU y puede desempeñar un papel etiológico en el fracaso reproductivo y en el PDNS.
Hasta el momento, se ha detectado el Circovirus Porcino 1 y el 2. El primero está muy relacionado con el segundo, el cual ha generado grandes pérdidas en las explotaciones porcinas en los últimos diez años, al afectar a la función inmune de los cerdos. La infección se puede controlar con vacunación.

Tratamiento de la meningitis de los cerdos en granjas porcinas intensivas




Un reporte publicado por el INTA Cuenca del salado manifiesta que el conocimiento de las principales enfermedades que afectan el ganado porcino, facilita el diagnóstico y su posterior tratamiento y control para que no sucedan brotes. En porcicultura intensiva el éxito de los tratamientos terapéuticos está ligado a la rapidez, intensidad y a la continuidad de su aplicación.

Dado que la gestión de un buen plan sanitario en la granja influye positivamente sobre la inocuidad y rentabilidad de la misma desde la Estación Experimental del INTA se trabaja junto al sector productivo en la prevención, monitoreo y control de las enfermedades de los cerdos.

La acción de extensión y asistencia técnica promueve la producción de cerdos desde un enfoque de salud pública con líneas de trabajo orientadas a enfermedades que afectan a la región. Entre las investigaciones se han resuelto casos de infecciones por la bacteria Streptococcus suis que “se encuentra en las amígdalas de la mayoría de los cerdos y son capaces de causar meningitis, además de artritis, endocarditis valvular, miocarditis, pericarditis, abortos y también se la considera un agente secundario de la neumonía”.

Entre los factores predisponentes los técnicos destacan como más importantes para la presentación de la enfermedad a “aquellos que favorecen las situaciones de stress”, dado que se ha observado que “los brotes de meningitis se presentan con mayor frecuencia en cerdos recién destetados, los que habitan en lugares con alta densidad, humedad y mala higiene”.

Para detectar la afección se deben observar los signos clínicos que, “si bien presentan variantes con la edad del animal, se manifiestan en la pérdida de apetito, enrojecimiento de la piel, fiebre, depresión, pérdida del equilibrio, cojera, parálisis, temblores y convulsiones, llegándose a producirse muertes en casos en que los animales enfermos no son tratados”.

Para lograr un diagnóstico definitivo los profesionales del INTA indican el “aislamiento de la bacteria estreptococo suis (según signos clínicos en cerebro, articulaciones, pulmones, bazo, etc.) y descripción de los órganos enfermos”.

Los animales afectados pueden ser tratados de forma individual con inyecciones de penicilina o amoxicilina, y anti-inflamatorio. El tratamiento temprano previene la muerte y puede resultar en una recuperación completa. En general, los estreptococos son resistentes a las tetraciclinas.

El cerdo afectado debe ser retirado del corral, ya que estos animales pueden arrojar grandes cantidades de bacterias e infectar otros animales en el mismo corral. El control se realiza disminuyendo los factores de strees del animal, puesto que no existen y vacunas comerciales para la prevención.

domingo, 12 de marzo de 2017

Vacunación de ganado bovino

Es la mejor protección contra muchas enfermedades que se le puede dar al ganado. Por tanto, vacune su ganado de acuerdo con el plan de vacunaciones que tenga la finca o la zona, tomando en consideración la edad del animal.
Maneje adecuada y estrictamente la cadena de frío (refrigeración o termo con hielo para mantener la temperatura adecuada de las vacunas), cuidando de no trasvasar las vacunas a otros recipientes.
Plan básico de vacunación
Ya que el ganado vacuno está expuesto a varias enfermedades, se recomienda un adecuado
manejo del ganado y un plan para prevenir las enfermedades por medio de la aplicación de
vacunas.
No es recomendable aplicar dos tipos diferentes de vacunas a la vez: por ejemplo, no se debe vacunar contra carbón sintomático (carbunco) y aftosa en la misma fecha; es recomendable dejar pasar por lo menos 15 días entre cada aplicación.

Además de las vacunas, existen otras medidas para prevenir enfermedades y garantizar la sanidad animal, tales como:
• Manejo adecuado de pastos.
• Baños antiparasitarios; los parásitos externos transmiten enfermedades al animal.
• Conservación limpia de los recipientes o de los sitios en los que colocan el alimento o pasto
picado y el agua de su ganado.
  • Limpieza diaria de los establos donde duermen los animales y, sobre todo, del lugar donde se ordeñan las vacas; con ello se evita la contaminación de la leche y se previenen infecciones intestinales del ganado.
  • Inyección al ganado sin generar estrés o maltrato, sujetándolo firmemente para evitar inflamaciones en los sitios de aplicación (hinchazones).
  • Toma de muestras de heces para realizar un examen de parasitosis y de rutina, y de sangre para descartar brucelosis y tuberculosis.

Desparasitación de ganado: Plan básico


Se debe realizar una rotación de ingredientes activos, es decir, hay que utilizar productos de diferente composición química, y utilizar las dosis recomendadas por el fabricante y el personal veterinario.
Esto es necesario para no causar una resistencia de los parásitos a los diferentes medicamentos. La desparasitación garantiza el óptimo aprovechamiento del régimen alimentario del ganado, pero para que sea eficaz debe tomarse en consideración lo
siguiente:
  • Hay que dosificar a todos los animales en la misma fecha.
  •  El tratamiento depende del clima y el lugar en que se tenga la producción pecuaria; por ejemplo, se debe tratar de evitar administrar los medicamentos en horas de mayor incidencia de sol por posibles efectos colaterales.
  • Se debe planificar y cumplir un calendario de desparasitaciones anuales.
  • El pastoreo de los terneros debe hacerse en áreas exclusivas para su alimentación.
  • Es necesario aplicar las dosis recomendadas por el personal veterinario según el peso vivo del animal y no el peso en carne.
  • A los terneros hay que desparasitar cada 2 o 3 meses, hasta que cumplan 6 meses de edad.
  •  Al ganado adulto hay que desparasitarlo dependiendo de la zona y tras conocer los resultados de los exámenes de laboratorio.

Autor: PROGRAMA REGIONAL ECOBONA /DEPROSUR, EP

sábado, 11 de marzo de 2017

Avances en la identificación y caracterización de los virus de la Enfermedad de Gumboro


Charla presentada como parte del Merial Poultry IBD Summit II, en IPPE 2017, en Atlanta, Georgia, que fue dictada por Daral J. Jackwood, Ph.D. de la Universidad del Estado de Ohio EE.UU.
La enfermedad de Gumboro está causada por el virus de la Enfermedad de la infección de la bolsa de Fabricio (IBF). Las fuerzas evolutivas intervinientes durante más de medio siglo han seleccionado cambios genotípicos en estos virus.
Por consiguiente, las cepas de virus de IBF que intentamos controlar en la actualidad son muy diferentes de los virus que infectaban a los lotes de pollos hace 50, 25 o incluso 5 años atrás. Se han identificado dos serotipos de virus de IBF. Los virus del serotipo 1 típicamente infectan a los pollos y causan inmunosupresión. Los virus del serotipo 2 infectan a numerosas especies aviares, incluidos los pavos, pero hasta ahora no se les ha atribuido ninguna enfermedad.
Se han utilizado numerosas cepas vacunales vivas-atenuadas de virus de IBF para controlar la Enfermedad de la Infección de la Bolsa de Fabricio (IBF). En una muestra diagnóstica, la prioridad número uno consiste en diferenciar estas cepas vacunales de las cepas naturales patógenas. La siguiente prioridad es identificar el serotipo de virus de IBF, pero lo que resulta más valioso para los productores avícolas es la identificación del subtipo antigénico de un virus del serotipo 1.
El serotipo 1 del virus de IBF ya no encaja dentro de los dos subtipos antigénicos (clásico y variante) identificados en los años 80, y su diagnóstico y caracterización pueden resultar desafiantes. La deriva antigénica (variaciones antigénicas menores) es en gran medida responsable de la constante emergencia de nuevas cepas antigénicas de virus de IBF, pero también se ha observado recombinación genética y reagrupamiento genómico.
El fenotipo antigénico del virus de IBF está determinado por la región de secuencia hipervariable de VP2 (hvVP2). En la región hvVP2, se han identificado cuatro estructuras en forma de lazo y fueron designadas como PBC PDE, PFG y PHI. Las características antigénicas del virus de IBF están controladas por aminoácidos específicos en el ápice de estos lazos. Una cantidad considerable de investigaciones ha demostrado que incluso cambios menores de aminoácidos en estos lazos pueden tener un efecto profundo sobre la antigenicidad del virus de IBF. Es posible identificar estos cambios de aminoácidos mediante el análisis de secuencia del genoma.
Las mutaciones que han sido estudiadas minuciosamente pueden ser identificadas rápidamente, y los datos pueden usarse para identificar las cepas vacunales y realizar recomendaciones de estrategias de control para las cepas patógenas. Sin embargo, a menudo, se observan nuevas mutaciones en la secuencia de hvVP2. Por el momento, la única manera de determinar cuáles de estas nuevas mutaciones afectarán la antigenicidad y la patogenicidad y cuáles no lo harán es mediante estudios de vacunación/desafío en los pollos.
El Dr. Daral J. Jackwood es Profesor en el Colegio de Medicina Veterinaria, Programa de Investigación de Salud Animal en la Universidad Estatal de Ohio, Centro de Investigación y Desarrollo Agrícola de Ohio. Ganó su B.S. de la Universidad de Delaware y su M.S. Y Ph.D. en la Ohio State University. Dr. D. Jackwood es un Virólogo Molecular y su principal área de investigación es el estudio de los virus inmunosupresores particularmente el Birnavirus (como el virus de la enfermedad infecciosa de Bolsa de Fabrício (IBDV).
Sus estudios han examinado la evolución de las cepas de IBDV alrededor del mundo. Se concentra en las características moleculares de las cepas de IBDV, incluyendo el examen de la base molecular de las propiedades inmunógenas, antigénicas y patógenas de estos virus. La serología y las técnicas moleculares se utilizan para diferenciar los diversos tipos antigénicos y patógenos y Dr. Jackwood está examinando el potencial multivalente de vacunas para el control de la enfermedad de la bursa infecciosa.
Cuenta con más de 85 artículos revisados publicados en revistas científicas y más de 180 resúmenes y actas publicadas a partir de presentaciones realizadas en conferencias científicas. En 2013, inició una empresa para comercializar vacunas y reactivos de diagnóstico basados en la tecnología de partículas virales desarrollada a partir de su investigación.

miércoles, 8 de marzo de 2017

Bacteriófagos, ¿podrían ser una alternativa a los antibióticos?


Ante el aumento de la resistencia de las bacterias patógenas a la acción de los antibióticos y la preocupación de la comunidad sanitaria, la OMS insta a la comunidad científica (I+D) para que se emplee en la búsqueda de soluciones. En el artículo de hoy analizamos hasta qué punto los bacteriófagos se erigen como alternativa […]
Ante el aumento de la resistencia de las bacterias patógenas a la acción de los antibióticos y la preocupación de la comunidad sanitaria, la OMS insta a la comunidad científica (I+D) para que se emplee en la búsqueda de soluciones. En el artículo de hoy analizamos hasta qué punto los bacteriófagos se erigen como alternativa a los antibióticos, enumeramos algunos casos en los que ya se están empleando y explicamos 3 líneas de investigación en AINIA.

Bacterias de alta resistencia a los antibióticos, la llamada a la búsqueda de soluciones en I+D de la OMS

Actualmente la resistencia a antibióticos ha provocado que las autoridades sanitarias hagan una llamada a la I+D. Es necesario responder a una de las amenazas más preocupantes para la salud pública mundial de la actualidad. Al menos eso es lo que ha declarado recientemente la Organización Mundial de la Salud (OMS). En este informe, la OMS recoge lista de las bacterias para las que, debido a su resistencia a los antibióticos existentes, se necesitan nuevas soluciones.
Las bacterias generan, por mutaciones espontáneas, resistencia a los antibióticos al poco de ser descubiertos. Por ejemplo, sólo  5 años después  del descubrimiento de la penicilina se empezaron a detectar bacterias resistentes a ella. Enfermedades  como la tuberculosis o la neumonía son cada día más difíciles de tratar debido al aumento de la resistencia de estas bacterias a los antibióticos utilizados para tratarlas.
El informe de la OMS pone de relieve especialmente la amenaza sanitaria de alta gravedad que suponen las bacterias que ya son resistentes los antibióticos conocidos. Cada vez es más urgente encontrar una solución para poder luchar contra la resistencia a los antibióticos o de lo contrario, enfermedades que se curaban de una manera sencilla pasaran a ser causa de mortandad. De hecho, el gobierno británico ha informado que se espera que en 30 años las bacterias resistentes a los antibióticos maten a más gente que el cáncer.

Bacteriófagos, ¿una alternativa a los antibióticos?

Los bacteriófagos, también llamados fagos, son virus que infectan a las bacterias y parasitan su maquinara enzimática. Hoy en día, el uso de los bacteriófagos se está postulando como la alternativa potencial para hacer frente al problema de la resistencia a los antibióticos.
Los bacteriófagos son capaces de matar las principales bacterias responsables de diversas patologías. Para conseguirlo se unen  a la bacteria patógena huésped, introducen su material genético, se replican dentro de ella y la destruyen produciendo la lisis bacteriana (ruptura de la membrana celular de la bacteria). De esta manera a partir de un fago se generan nuevas generaciones de virus listas para actuar sobre el resto de las bacterias, produciendo una reacción en cadena que elimina el patógeno.
A diferencia de los antibióticos, los fagos son muy específicos,  afectan sólo a la bacteria diana sin dañar ninguna otra célula y además no se han descrito efectos secundarios en su utilización. En cambio, los antibióticos afectan a un amplio número de bacterias, ocasionando problemas con la microbiota intestinal. A este respecto y citando a Michael Schmidt de la Universidad Medica de Carolina del Sur podríamos decir que “los antibióticos son como un gran martillo y necesitamos un misil guiado”.
Los fagos son elementos ubicuos, pueden encontrarse en diferentes lugares en la naturaleza, tanto a elevadas y como a bajas temperaturas, en ambientes áridos, desérticos, acuáticos, ácidos, etc. De hecho, se calcula que es la entidad biológica más abundante en la Tierra.
Durante los años 40, en la antigua Unión Soviética, se empezó a investigar lo que se conoce actualmente como terapia fágica, que es el uso de los bacteriófagos para la eliminación de patógenos en sustitución de los antibióticos.
Como reseñábamos en el artículo Seguridad alimentaria y bacteriófagos: Hacia dónde va la I+D orientada al control de patógenos, implica que en principio no hay razones para considerarlos inseguros o potencialmente peligrosos para la salud. En los últimos años la Agencia Europea de Medicamentos y el Instituto Nacional de la Salud (EUA) han organizado varias jornadas dedicadas al uso terapéutico de bacteriófagos.
En países como Bélgica, Francia y Países Bajos se han hecho estudios para tratar a pacientes quemados con cocktails de bacteriófagos y en algunos estados de EEUU, como Texas, se considera el uso de bacteriófagos como substancias naturales que se pueden usar para complementar las terapias tradicionales.

Fagos para uso veterinario

En el mundo animal también se está empezando a plantear el uso de bacteriófagos. Cada vez hay más restricciones para el uso de antibióticos en la ganadería, debido sobre todo al interés por evitar la resistencia de las bacterias a los antibióticos.
En esta línea, ya existen en el mercado algunos compuestos como Intralytix, una preparación a base de fagos para uso en veterinaria. Esta sustancia es efectiva frente a Salmonella y C. perfringens.
Para profundizar en la aplicación de bacteriófagos para  uso veterinario, recomendamos la lectura del artículo: “ Bacteriófagos para el control microbiológico de la agricultura”.
No obstante, aún quedan cuestiones que deben ser tenidas en cuenta y la I+D+i trabaja  en aumentar el conocimiento sobre los mecanismos de acción de los fagos en su ofensiva contra las bacterias patógenas y, por otro, en la minimización de los riesgos en relación a la resistencia y adaptación de las bacterias a los bacteriófagos y la adaptación de estas entidades biológicas frente a posibles mutaciones de las bacterias diana.
En AINIA estamos trabajando en una línea de I+D orientada a la búsqueda de soluciones de biocontrol basadas en bacteriófagos.

Aislamiento, bioproducción y encapsulación, tres etapas clave para conseguir un producto destinado a “terapia fágica”


El proceso para conseguir un producto destinado a “terápia fágica” se inicia con el aislamiento de los bacteriófagos. Los bacteriófagos se encuentran de forma natural junto con la bacteria que le sirve de huésped. Es por ello que para garantizar el éxito de esta fase es necesario partir de muestras que contengan la bacteria  que se quiere eliminar, es decir, la patogénica.
Sea cual sea el sector de aplicación final, siempre se buscará seleccionar un bacteriófago con capacidad lítica, es decir aquellos que, por su naturaleza más virulenta, provocan la lisis de la bacteria huésped en su proceso de multiplicación.
A partir de muestras que contengan la bacteria huésped, se puede trabajar en un aislamiento directo o en un aislamiento con un paso de intensificación previo. El aislamiento implica una siembra en placa en la que en lugar de apreciarse las colonias de bacteria huésped se aprecia ausencia de las mismas o “calvas”.
Una vez aislado el bacteriófago se deben definir las condiciones óptimas para su multiplicación.

De forma general el proceso de multiplicación de los fagos presenta 3 etapas:
  • En la primera etapa se produce el crecimiento de la bacteria huésped, generalmente hasta alcanzar su fase exponencial (108 -109 ufc/mL).
  • En la segunda se inocula el sistema con un volumen de bacteriófagos crecidos en el mismo medio de cultivo. En el caso de que la bacteria huésped esté en fase logarítmica de crecimiento, los bacteriofagos se multiplican rápidamente, provocando en el proceso la lisis de la bacteria huésped.
  • En la tercera etapa se separará la biomasa residual del lisado mediante filtración, separando de esta manera los bacteriófagos de los restos celulares de la bacteria huésped.

La fase final implica la estabilización de los bacteriófagos. El reto en esta etapa radica en conseguir mantener la viabilidad de los lisados obtenidos, ya que el tiempo de vida útil del bacteriófago si no se encuentra con la bacteria huésped es muy limitado. Por ello, se están considerando estrategias de estabilización como el pulse combustion drying o spray drying. Otras estrategias como la liofilización presentan pérdidas de viabilidad mayores.
Nuestros técnicos están estudiando el potencial de los fagos para su aplicación en terapias sustitutivas de antibióticos en el ámbito sanitario, pero también en el agropecuario y agroalimentario. Si está interesado en saber más acerca de este tema y de los proyectos que estamos desarrollando en este ámbito, contacte con nosotros, tenemos una línea de investigación específica en este campo.-