miércoles, 23 de mayo de 2018

Caracterización etiológica de las mamitis clínicas y subclínicas en el ganado caprino


Caracterización etiológica de las mamitis clínicas y subclínicas en el ganado caprino
ASNAL WEB

Antón Esnal, director técnico de Analítica Veterinaria, estuvo presente en el pasado Foro Nacional del Caprino celebrado en Córdoba con una ponencia titulada ‘Caracterización etiológica de las mamitis clínicas y subclínicas en el ganado caprino lechero’.
Las conclusiones son las siguientes:
- Una de cada dos muestras para diagnóstico de mamitis subclínicas dio cultivo negativo, debido a la importancia que tienen en el caprino los factores de variación del recuento celular no asociados a infección mamaria. Es fundamental una buena selección de los animales. Nuestra recomendación es seleccionar animales de 1ª y 2ª lactación, de entre 30 y 120 meses de lactación y muy positivos al test de California en una sola de las mamas (siendo la otra negativa) para asegurar al máximo la existencia de una infección activa.
- Los estafilococos coagulasa negativos (SCN) causan una de cada dos mamitis subclínicas pero sólo una de cada siete mamitis clínicas.
- La agalaxia contagiosa causa una de cada tres mamitis clínicas.
- ‘Staphylococcus aureus’ tiene una relevancia moderada, tanto subclínica como clínica.
- La presencia subclínica de las enterobacterias es superior al ganado ovino, aunque el peso de los patógenos ambientales es similar en ambas especies respecto a los contagiosos (relación 20/80).
- Algunos patógenos como ‘Str. Zooepidemicus’ y ‘C. pseudotuberculosis’ los aislamos casi exclusivamente en el ganado caprino.
- ‘Streptococcus agalactiae’ está prácticamente ausente de la cabaña caprina.
- Un conjunto de microorganismos esporádicos son responsables en su conjunto de una de cada cuatro mamitis clínica y presentan un potencial patógeno a nivel de animal individual muy elevado. Destacan ‘Mannheimia haemolytica’, ‘Pasteurella multicida’, ‘Trueperella pyogenes’ y ‘Corynebacterium pseudotuberculosis’.
- La baja frecuencia subclínica de estos patógenos hace que pasen desapercibidos en los muestreos rutinarios de mamitis. Sin embargo, su participación en los casos clínicos puede ser muy relevante, por lo que es muy aconsejable la recogida sistemática de muestras de mamitis clínicas en el rebaño, con la implicación activa del ganadero, para detectar dichos patógenos. Las muestras pueden ser congeladas en la propia explotación hasta su envío periódico al laboratorio. Hay que tener en cuenta además que algunas de estas bacterias pueden aparecer repentinamente en forma de brotes clínicos agudos (‘Mycoplasma spp’ en agalaxia contagiosa, ‘Pseudomonas spp’ tras fallos de lavado o de mantenimiento del circuito de ordeño, ‘Aspergillus spp’ tras la aplicación poco aséptica de cánulas intramamarias, etc.), por lo que su detección precoz es importante.
- La prevalencia de ‘Staphylococcus aureus’ en leche de tanque fue del 29%.
- La prevalencia de ‘Mycoplasma spp’ en tanque fue del 24%.
- El 80% de las cepas de micoplasmas se identificó como ‘M. agalactiae’ y el 10 % como ‘M. mycoide’.

Primer informe de un aborto por ‘alfaherpesvirus Caprino 1’ en un rebaño de España


Primer informe de un aborto por ‘alfaherpesvirus Caprino 1’ en un rebaño de España


Varios investigadores españoles e italianos han firmado un artículo en la revista Reproduction in Domestic Animals en el que se informa del primer caso analizado de aborto en España por ‘alfaherpesvirus Caprino 1’. Se produjo un brote de aborto en un rebaño de cabras de la raza Murciano-Granadina en la provincia de Almería, donde abortaron 80 hembras preñadas. Todos los exámenes bacteriológicos y parasitológicos resultaron negativos, mientras que las investigaciones virológicas y el ensayo de PCR en tiempo real mostraron la presencia de ADN de ‘alfaherpesvirus Caprino 1’ en las muestras patológicas de fetos abortados. El análisis de la secuencia de nucleótidos reveló que el ADN estaba muy relacionado con la cepa suiza E-CH (99,7%) y un poco menos con la cepa italiana BA.1 (99,4%). El examen histopatológico reveló focos multifocales, bien circunscritos, de 50 a 200 micras de diámetro de necrosis coagulativa en el hígado, los pulmones y los riñones de tres fetos. En la periferia de la necrosis, con frecuencia había células epiteliales con la cromatina marcada por cuerpos de inclusión virales intranucleares grandes. La fuente de la infección en el rebaño no pudo describirse claramente, a pesar de que se formularon dichas hipótesis. De todos modos, se trata del primer informe de un brote de aborto debido al ‘alfaherpesvirus Caprino 1’ en un rebaño de cabras en España.
El artículo de la publicación científica está firmado por los siguientes autores: J. González (Micros Veterinaria), G. Passantino (Universidad de Bari), A. Esnal (Analítica Veterinaria), N. Cuesta (Hospital Veterinario de León), J. A. García Vera (Nanta), L. Mechelli (Universidad de Perugia), A. Sáez (ADSG Rumial), J. F. García Marín (Universidad de León) y M. Tempesta (Universidad de Bari).

martes, 22 de mayo de 2018

Manejo de cerdas y lechones en la etapa de lactancia


La etapa de lactancia comienza desde el momento en que la cerda llega a la sala de maternidad, el porcicultor debe preocuparse en qué condiciones llega la hembra y, posteriormente, brindarle todos los recursos necesarios para que los lechones tengan un crecimiento óptimo y beneficioso. La lactancia es considerada la fase más crítica y gravitante […]
La etapa de lactancia comienza desde el momento en que la cerda llega a la sala de maternidad, el porcicultor debe preocuparse en qué condiciones llega la hembra y, posteriormente, brindarle todos los recursos necesarios para que los lechones tengan un crecimiento óptimo y beneficioso.
La lactancia es considerada la fase más crítica y gravitante en el desarrollo de los porcinos. La cría tiene que implementar diversos mecanismos de supervivencia para acoplarse – en el menor tiempo posible – a las nuevas condiciones de vida. El recién nacido necesita ingerir calostro, que es la primera secreción de la glándula mamaria después del parto; El calostro contiene una cantidad de inmunoglobulinas que son fundamentales en el neonato, sobre todo teniendo en cuenta que la absorción de dichas inmunoglobulinas (proteínas de enorme tamaño molecular) es mayor en lechones recién nacidos, disminuyendo tan solo en horas de absorción, al igual que la salida de calostro. Esos nutrientes son esenciales para el crecimiento y desarrollo de la cría.
En ese sentido, interviene el porcicultor para coadyuvar a que la adaptación sea más cómoda para el lechón y por ende, sacar el mayor rédito de este periodo. Los objetivos son producir el máximo número de lechones destetados por cerda y por año, minimizar las pérdidas de lechones durante la lactación y procurar un crecimiento adecuado desde el nacimiento hasta el destete. Luego del destete, se debe favorecer una entrada en celo regular, condición indispensable para tener posteriores camadas numerosas, especialmente en el caso de las cerdas primerizas, puesto que condicionará su vida productiva y afectará de manera positiva o negativa la economía del productor.

En este aspecto: Un menor número de días al destete influirá en el desarrollo del lechón, debido a que comenzará una alimentación basada en dietas balanceadas con nutrientes necesarios y esto le permitirá alcanzar un peso y tamaño importante (dependiendo de la línea genética que se disponga).
El factor económico juega un papel importante en esta etapa, puesto que intervendrán aspectos relacionados a la madre, al lechón, al ambiente y al alojamiento. El porcicultor debe brindar al lechón los requerimientos nutritivos adecuados para destetarlo en poco tiempo y de ese modo comience a producir ganancias. Un programa de alimentación para las cerdas en lactancia es tener que conseguir el mayor peso de camada al destete lo máximo posible, pero eso tiene que estar acompañado de un buen reflejo de la cantidad de alimento que consume la cerda, alimento muy bien formulado para este proceso fisiológico.
La cerda debe permanecer en un ambiente de sosiego, evitando ruidos molestos, cambios en el manejo y constantes movimientos de animales o personas. Se recomienda que la hembra y su camada se queden en el mismo sitio durante toda la lactancia, salvo que sea inminente su traslado, este debe efectuarse con mucho cuidado para no causarle mayor nerviosismo.
Desde luego, se debe monitorear la salud y la ingesta de alimentos con frecuencia. En general, la gente involucrada al sector coincide en que cuanto antes se llegue al pico más alto de consumo mucho mejor (hay quienes consideran incluso, que es más importante que el consumo medio en la lactación). Ello es especialmente cierto en las cerdas primerizas y en las técnicas de destete precoz.
Por otra parte, muchos productores desconocen la importancia de que la cerda conserve un buen estado físico (carne), sin aumentos o bajas excesivas en el peso, porque puede generar problemas en la lactancia o desencadenar incluso en problemas infecciosos. El alimento se debe suministrar de acuerdo a los requerimientos básicos de la cerda para dicha etapa.
Las raciones deben darse a libre voluntad, permitiéndoles a las lactantes comer de 5.5 a 6 kg por día si son primerizas y de 6 a 7 kg por día si son adultas. Esa cantidad de alimento tiene que repartirse de 4 a 6 veces por día, y en zonas calientes a las horas más frescas y en el transcurso de la noche. Entonces, inexorablemente hay que asegurarse que la cerda coma, que tengan suficiente energía en lo que pueda ingerir y procurar hacerla comer la mayor cantidad de veces posible.
A la cerda se le debe dar 2 kg y 0.5 kg por lechón. La forma más usual de alimentar a la cerda es que consuma de 0.5 a 1 kg de alimento el día del parto, y luego incrementarlo para que entre el quinto al sexto día esté en su máximo consumo.
Para optimizar el consumo de alimento y como resultado mejorar los rendimientos de las cerdas, es importante seguir las siguientes recomendaciones:
  • Mantener a la cerda fresca (15 a 25 °C).
  • Servirle pequeñas cantidades de alimento, 1 a 2 kg, pero varias veces al día (4 a 6) o en la noche si hace mucho calor.
  • Obligarla a pararse para que orine, defeque, tome agua y coma.
  • Mantener los comederos aseados, sin alimento rancio.
  • Quitar el alimento sobrante antes de servir el nuevo.
  • Dar alimento húmedo, o usar comederos con bebedero integrado.
El éxito en la preparación de una comida balanceada para la cerda, es la utilización de insumos de alta calidad para crear las mejores sustancias que permitan maximizar los rendimientos. Las dietas están conformadas por fuentes de energía, proteínas, vitaminas, minerales y aditivos. Las fuentes de energía están compuestas por granos, subproductos, grasas y aceites. La principal fuente de energía es el maíz, este elemento se combina con una fuente de proteína como la harina de soya y además es complementada con grasa o aceite para cumplir con las demandas energéticas de la cerda.
El agua también juega un papel preponderante en el periodo de lactancia y está ligada de manera estrecha a la alimentación, por ello debe ser de calidad (limpia) y estar a disposición de la cerda en cantidades proporcionales. La ausencia de este elemento reducirá el apetito de las cerdas. En ese sentido, las necesidades de agua (litros) deben calcularse multiplicando la cantidad de kilogramos ingeridos por 3.7 aproximadamente.
En la jaula de maternidad tiene que haber una tasa de flujo adecuado por minuto, se debe considerar cuantos litros por minuto salen del chupón de acuerdo también a los requerimientos de la mamá. Las cerdas mientras más consumen agua, ingieren menos alimento y viceversa.
Además agregó que hoy en día algunas empresas practican la alimentación húmeda, mezclando el agua con alimento seco en comederos especiales.

sábado, 19 de mayo de 2018

Funciones y ventajas de los principales minerales en la dieta del ganado ovino

Funciones y ventajas de los principales minerales en la dieta del ganado ovino




El último número de la revista Consorcio Manchego recoge un artículo sobre los principales minerales en ganado ovino, con las ventajas que supone su administración y las funciones que cumple en el organismo.
Así, las deficiencias de cobre y selenio provocan debilidad en los corderos y alteraciones en la función nerviosa. El selenio está también estrechamente relacionado con la función inmunitaria y la fertilidad y actúa como antioxidante. Por su parte, el cobre es importante durante toda la vida e interviene en la capacidad del cuerpo para utilizar el hierro.
En este sentido, el ganado ovino es muy susceptible a la intoxicación por cobre, y normalmente la alimentación suele satisfacer las necesidades del animal sin ningún otro tipo de aporte adicional, por lo que las ovejas no deberían recibir aportes adicionales.
El fósforo y el calcio son los componentes fundamentales del tejido óseo, por lo que durante las fases de gestación y crecimiento toman un papel relevante. También, el fósforo es necesario para el correcto funcionamiento de la flora microbiana ruminal.
El cobalto es un mineral esencial en el organismo de los rumiantes, ya que es vital para la salud de la flora ruminal y para asegurar la asimilación de los nutrientes.
Por último, el azufre es un macromineral necesario para la producción de aminoácidos y proteínas. Si la oveja no recibe la cantidad adecuada de azufre, pierde el apetito, con el consecuente detrimento en las producciones. Además, puede aumentar su vulnerabilidad a los parásitos externos.

¿Qué tan probable es ver un caso de besnoitiosis bovina en Colombia?


Esta enfermedad parasitaria de origen africano se ha extendido a los países de Europa y Norteamérica. Un trabajo realizado en Colombia se pregunta cuál es la posibilidad de que esta afección ocurra en nuestro país.
La besnoitiosis bovina ha proliferado en los últimos años en países como Alemania, España, Italia, Portugal, Francia y Suiza, con un aumento de casos reportados y una expansión geográfica entre los hatos del Viejo Continente.
Esta es una enfermedad de distribución mundial y muy difícil de diferenciar de la sarcocystis. En cualquier momento se puede presentar”, aseguró Efraín Benavides, docente asociado de la Facultad de Ciencias Agropecuarias de la Universidad de La Salle.
También conocida como elefantiasis o piel de elefante, comienza con edemas que se van extendiendo a las zonas ventrales del cuerpo y las extremidades. Puede causar engrosamiento cutáneo, haciendo que la piel se ponga dura y tensa, y alopecia en cuello y zona facial.
El agente que lo causa es el Besnoitia besnoitiEn la fase aguda del proceso suele pasar inadvertida, pero en la fase crónica los síntomas son más visibles. La ubre suele verse afectada con engrosamiento y con la aparición de costras en los pezones. En los machos, los testículos suelen verse afectados, inicialmente aparecen tumefactos y luego con costras y endurecimiento.
La besnoitia es una coccidia tisular que en carnívoros es el huésped definitivo y en rumiantes es el huésped intermediario, es similar a la toxoplasmosis. El quiste tisular es muy similar a la sarcocystis, ocurre en los músculos de los rumiantes y en el intestino de los carnívoros”, añadió Benavides.
El docente señaló que se trata de una enfermedad de transmisión mundial, difícil de diferenciar de la sarcocystis, que sí ha tenido reportes en nuestro territorio.
En 2011, las docentes Laura Laverde Trujillo y Bibiana Benavides publicaron el artículo en inglés “¿Bovine besnoitiosis: present in Colombia?”, donde concluían que si bien no se conocían reportes de la infección en ningún animal de Suramérica, se había descubierto la besnoitia en conejos de una granja en La Plata (Argentina).
Las autoras afirmaron que los científicos no han podido comprender con claridad la biología de la B. besnoiti, pues su huésped definitivo no está totalmente identificado y la información sobre los intermedios es escasa. Un estudio molecular y serológico demostró que el parásito de la variedad europea puede infectar gatos, conejos, conejillos de indias y ratones.
Para las investigadoras, si bien es una enfermedad exótica en Colombia, debería considerarse porque se ha presentado en países con condiciones medioambientales similares.
“Además, los tratados de libre comercio que Colombia ha firmado con otros países permiten la entrada de animales y productos que puede ser potenciales portadores de este parásito. Otra posibilidad es que la enfermedad ya esté establecida en el país y simplemente se haya confundido con lesiones similares”, escribieron.
Recomendaron prestar atención a las lesiones en la piel, pues sus efectos en animales pueden variar de la disminución en la productividad hasta la muerte rápida.
Aunque aún no se ha probado la eficacia de algún fármaco para un tratamiento específico de la besnoitia en su fase crónica, se recomienda aplicar antibióticos para tratar infecciones y suplementación de vitaminas y minerales

Potros deben consumir 10 a 17 litros de leche en primeros días


Al alimentar a caballos jóvenes y en crecimiento es importante revisar la composición en nutrientes que contendrá el concentrado y/o forraje que se elija para suministrar. De acuerdo con Wilson Hernando Mora Muñoz, médico veterinario y zootecnista, en sus primeros días el potro depende básicamente de la leche de la madre y debe ingerir suficiente […]
Al alimentar a caballos jóvenes y en crecimiento es importante revisar la composición en nutrientes que contendrá el concentrado y/o forraje que se elija para suministrar.
De acuerdo con Wilson Hernando Mora Muñoz, médico veterinario y zootecnista, en sus primeros días el potro depende básicamente de la leche de la madre y debe ingerir suficiente (cerca de 10 a17 litros/día) dependiendo la raza, para garantizar un óptimo desarrollo en esta etapa.
“Si se ha alimentado correctamente a la yegua en el último tercio de gestación, no será necesario añadir suplementos minerales al lactante hasta los 60 días de edad. A los 60 días se pueden introducir cantidades moderadas de un buen concentrado para potros y aumentar gradualmente la cantidad en 0,5 kilogramos cada mes de edad”, explicó Mora.
Es importante que el potro esté habituado al consumo de cereales o concentrado antes del destete ya que de lo contrario es probable que ocurra una disminución dramática en el ritmo de crecimiento y una aceleración compensatoria cuando por fin empiece a consumir dichos balanceados desembocando en enfermedades ortopédicas del desarrollo (DOD por sus siglas en inglés).
Tenga presente que la dieta del caballo en crecimiento debe ser correctamente equilibrada, pues la mayoría de los cereales y forrajes no contienen cantidades suficientes de diversos minerales. Es indispensable conocer la cantidad requerida de cada uno de estos en las diferentes etapas de vida.
“Para un caballo en crecimiento, el promedio de calcio debe ser de alrededor del 1%, y el mínimo de fósforo debe ser de aproximadamente 0,55% a 0,65%. Un nivel bajo de proteínas no garantiza la formación ósea y puede perjudicar el desarrollo del animal”, dijo Mora.
La falta de proteínas puede retardar el crecimiento, y si las fuentes proteínicas no son de calidad, el potro no las absorberá correctamente.

El contraste
Wilson Hernando Mora
Médico veterinario zootecnista

“Si el potro recibe un nivel excesivo de energía en su dieta, puede causar ritmo de crecimiento rápido y aumento en la cantidad de grasa corporal”.
Tips para la alimentación
Clave leche materna 
En sus primeros días el potro depende básicamente de la leche de la madre y debe ingerir suficiente (alrededor de 10 a 17 litros/día) dependiendo la raza.
Dieta debe ser equilibrada
La dieta del caballo en crecimiento debe ser equilibrada, la mayoría de los cereales y forrajes no contienen cantidades suficientes de diversos minerales.
Introducir  concentrado 
A los 60 días se pueden introducir cantidades moderadas de un buen concentrado para potros y aumentar gradualmente la cantidad 0,5 Kg cada mes.
Suministro de calcio y fósforo 
Para un caballo en crecimiento, el promedio de calcio debe ser de alrededor del 1%, y el mínimo de fósforo debe ser de aproximadamente 0,55% a 0,65%.
Consumo de cereales 
El potro debe estar habituado al consumo de cereales antes del destete, de lo contrario es probable que ocurra una disminución en el ritmo de crecimiento.
Buen nivel proteínico  
El nivel proteínico que recibe el potro debe ser alto, debe oscilar entre 14% y 18%, esto dependerá del alimento proporcionado.
Importancia de  la nutrición 
La nutrición tiene un papel importante cuando se analizan las causas del desarrollo de enfermedades de crecimiento en estos animales.
Controle el peso del animal  
Si el potro está por encima de su peso ideal, debe recibir una dieta baja en calorías, garantizando fuentes de proteínas, vitaminas y minerales.

lunes, 14 de mayo de 2018

Clembuterol, polémico y riesgoso ! ! !


Está prohibido suministrarlo al ganado destinado al consumo humano, y como anabólico, pero es legal en el área médica Su consumo podría ser fatal en personas con cardiopatía
El uso del clembuterol sigue siendo polémico en nuestro país: está prohibido suministrarlo al ganado destinado al consumo humano, y como anabólico en la práctica del fisicoculturismo o para incrementar el rendimiento físico, pero es legal en el área médica.
Puede transmitirse a las personas que coman carne contaminada y sólo se detecta al manifestarse ciertos síntomas: “taquicardia y temblor de manos. En personas que tienen cardiopatías puede ser peligroso, incluso fatal, y su empleo prolongado modifica el volumen de masa muscular”.
Esta molécula potencialmente anabólica -sin ser una hormona- ha recobrado notoriedad en los últimos años debido a su presencia en exámenes antidopaje practicados a deportistas mexicanos.
Utilizarlo como anabólico en la práctica de fisicoculturismo o para incrementar el rendimiento físico pone en riesgo la salud de los consumidores, pues el cuerpo no lo desecha en su totalidad y los residuos podrían afectar la glándula tiroides y ocasionar problemas metabólicos crónicos.

Broncodilatador
Si bien el uso del clembuterol está prohibido en México para la industria ganadera y sus derivados, es legal en el área médica, pues al ser combinado con otras sustancias, como el ambroxol, se convierte en un tratamiento terapéutico efectivo para enfermedades respiratorias, como la bronquitis o el asma, por su efecto broncodilatador.
Pero aunque esté bajo control médico, los efectos y riesgos en el organismo siguen siendo los mismos: nerviosismo, temblores de los dedos, dolor de cabeza, aumento de la transpiración, insomnio, posibles espasmos musculares, aumento de la presión sanguínea y náuseas.
La sintomatología suele ocurrir al poco tiempo de consumir los alimentos contaminados, y desaparecen dos o seis días después.
Díaz Álvarez indicó que una de las mejores formas de detectar el clembuterol en los animales es analizar sus ojos, de los que es casi imposible que desaparezca; aun así, este proceso sigue siendo difícil y tardado, incluso en laboratorio.

En busca de su control
Dado sus efectos en el organismo humano y la sospecha de que el consumo de carne contaminada sea mayor a lo estimado, el pasado mes de abril la Cámara de Diputados realizó modificaciones a la Ley Federal de Salud Animal, en donde se establecieron penas de cinco a ocho años de prisión y multas para quien suministre clembuterol, entre otras sustancias, al ganado destinado al consumo humano.
Además, las reformas a los artículos 172 a 174, al igual que la adición de dos nuevos (176 y 177) en dicho ordenamiento, prevén sanciones para quienes introduzcan al país estas sustancias, las suministren y comercialicen en productos y derivados de la carne.
Con ello, los legisladores esperan evitar problemas de salud entre la población mexicana, aunque para Díaz Álvarez es la sociedad quien debe contribuir a descartar su consumo, “No podemos dejarle todo a las autoridades, aunque tengan la obligación de hacerlo. Debemos estar atentos, si se crea conciencia se logrará desarraigar su ingesta de manera más efectiva”.

viernes, 11 de mayo de 2018

Las células madre mesenquimales son efectivas en el tratamiento de la queratoconjuntivitis sicca


Mejora de forma significativa la producción de lágrimas y los signos oculares asociados a la patología.
La implantación alogénica de células madre mesenquimales derivadas de tejido adiposo alrededor de las glándulas lagrimales es una terapia segura, eficaz y relativamente simple de queratoconjuntivitis sicca en perros.
En la imagen de la izquierda se ve un ojo con queratoconjuntivitis al inicio del estudio y a la derech el mismo ojo a los 9 meses después de la implantación celular. 
En la imagen de la izquierda se ve un ojo con queratoconjuntivitis al inicio del estudio y a la derech el mismo ojo a los 9 meses después de la implantación celular.
La queratoconjuntivitis sicca (KCS) o la enfermedad del ojo seco (DED) es una enfermedad multifactorial inmunomediada, con un alto nivel de prevalencia tanto en humanos como en perros. El objetivo de este estudio* fue investigar los efectos terapéuticos del alotrasplante de células madre mesenquimales derivadas de tejido adiposo (Ad-MSC) implantadas alrededor de las glándulas lagrimales en 12 perros (24 ojos) con KCS, que es refractaria a los tratamientos disponibles en la actualidad. Se evaluaron el test de Schirmer (STT) y la integridad de la superficie ocular a 0 (antes del tratamiento), 3, 6 y 9 meses después del tratamiento. Los valores promedio de STT y todos los signos clínicos mostraron un cambio estadísticamente significativo (P<0,001) durante el seguimiento con reducción de todos los parámetros oculares evaluados: descarga ocular, hiperemia conjuntival y cambios corneales. No hubo signos de regresión o empeoramiento. Las células implantadas fueron bien toleradas y resultaron efectivas para reducir los signos clínicos de KCS con un efecto sostenido durante el tiempo de estudio. Ninguno de los animales mostró complicaciones sistémicas o locales durante el estudio.
Los autores afirman que, hasta su conocimiento, esta es la primera vez en la literatura que se ha encontrado que la implantación de Ad-MSC alogénicas alrededor de las glándulas lagrimales es una alternativa terapéutica efectiva para tratar perros con KCS. Estos resultados podrían apoyar una buena solución efectiva que se podría extrapolar a futuros estudios en humanos.
*Antonio J. Villatoro, Viviana Fernández, Silvia Claros, Gustavo A. Rico-Llanos, José Becerra, José A. Andrades. Use of Adipose-Derived Mesenchymal Stem Cells in Keratoconjunctivitis Sicca in a Canine Model. Hindawi Publishing Corporation, BioMed Research International, Volume 2015, Article ID 527926, 10 pages, http://dx.doi.org/10.1155/2015/527926
http://argos.portalveterinaria.com/noticia/14223/actualidad/las-celulas-madre-mesenquimales-son-efectivas-en-el-tratamiento-de-la-queratoconjuntivitis-sicca.html

miércoles, 9 de mayo de 2018

Recomendaciones a la hora de congelar y descongelar el calostro


Ante la importancia del calostro, es necesario mantener reservas en caso de que el ternero necesite mejor alimentación o la vaca no produzca calostro de alta calidad. Aprenda cómo debe preservar este producto para que no pierda sus propiedades nutricionales.
De acuerdo con el Dr. Jim Quigley, en la página web CalfNotes.com, las 2 formas más comunes de almacenar el calostro son la refrigeración y el congelamiento.
En primer lugar, el calostro puede ser refrigerado por una semana antes que la concentración de inmunoglobulinas decline. Al hacerlo, debe asegurarse que la temperatura del refrigerador esté entre 1-2 °C para reducir el crecimiento bacteriano. Si comienza a mostrar señales de estarse agriando, su calidad disminuye, por lo cual no se recomienda guardarlo por mucho tiempo.
Si lo requiere, es mejor congelarlo, pues puede durar hasta un año sin descomposición significativa de las inmunoglobulinas (Ig). De hecho, una investigación demostró que se puede almacenar así hasta 15 años sin afectar el contenido de Ig.
Para este proceso, los congeladores libres de escarcha son desaconsejados porque tienen periodos de descongelamiento, por lo cual no conservan el calostro en una temperatura mínima por largos periodos de tiempo.
Se puede congelar en botellas de 1 o 2 litros o en bolsas de 1/4 de litro Ziploc, que se deben colocar acostadas en el congelador, para que la velocidad de descongelamiento pueda ser incrementada. La temperatura no debe estar por encima de los -20°C.
De igual manera, los expertos Berra y Osacar, en su texto “Atención del recién nacido” (2013) aconsejan guardarlo en envases descartables de 2 litros (que puedan ser usados para dar de comer a los terneros) y rotular las botellas con fecha de obtención con el fin de usar las más antiguas.
Consultada por el portal Engormix, la Dra. Sonia Vásquez Flores habló sobre la dificultad de hacer este procedimiento por la carencia de congeladores apropiados en las fincas ganaderas o de los envases adecuados.
“(El congelamiento) puede ser un proceso, que puede llevar 4 horas, 8 horas, hemos visto calostros que no se congelan en 12 horas. Uno cree que microbiológicamente es adecuado, pero allí hay una proliferación microbacteriana enorme y ya no es el producto que teníamos inicialmente de tan buena calidad”, aseguró.
La principal preocupación en relación al descongelamiento del calostro es derretir el hielo formado sin degradar las proteínas que imparten inmunidad. La mejor forma de hacerlo es usando agua tibia y no caliente al baño maría, con una temperatura inferior a los 50°C y dejarlo durante unos minutos.
También se puede emplear con el horno de microondas con plato rotativo, que causa poco daño a las Ig. Tenga en cuenta que se debe usar por cortos periodos de tiempo y a un bajo nivel de energía. A medida que se va descongelando, hay que retirar el líquido que ya se ha derretido para evitar sobrecalentamiento o las “áreas calientes”.
Descongelarlo es mucho más complejo porque debemos llevarlo de -20 a 38° y lo queremos llevar rápido. La cuestión es que las Ig están teniendo un choque térmico, porque se pone directamente a 38 a 40° y además está estático, entonces la capa externa del recipiente se va a ir descongelando y, al estar en contacto con el agua caliente, se va a desnaturalizar”, señaló.
Cualquier duda que tenga sobre este proceso, no dude consultar con un médico veterinario o con un laboratorio que le indique la mejor forma de congelar y descongelar el calostro, una fuente esencial de alimento para sus terneros.

martes, 8 de mayo de 2018

Anaplasmosis bovina: etiología, síntomas y tratamiento


La anaplasmosis bovina es transmitida por la picadura de las garrapatas y otros agentes hematófagos como moscas y tábanos.
La piroplamosis o anaplasmosis bovina es una enfermedad bacteriana de curso agudo, causada por la ricketsia Anaplama marginale, la cual se presenta en zonas tropicales, subtropicales y en algunas regiones templadas.

Epidemiología y transmisión

La bacteria es transmitida por la picadura de garrapatas y otros parásitos hematófagos como las moscas y tábanos. También puede haber transmisión iatrogénica mediante el uso de agujas contaminadas
Los reservorios de la bacteria son los Animales, en los que presentan altas tasas de prevalencia en ausencia de mortalidad.
El agente transmisor, varía cada zona geográfica en función de la especie de garrapata presente; en España Dermatocentor marginatus, Rhipicephalus bursa y con mens frecuencia, Ixodes ricinus, son los principales vectores de la anaplasmosis; en Suramérica, Rhipicephalus microplus, juega un rol fundamental en la transmisión de la enfermedad.
Las garrapatas infectadas viven largos periodos de tiempo como transmisores de la anaplasmosis, pudiendo infectar a una amplia diversidad de especies sensibles.

Síntomas

Anplasma marginal invade los globulos rojos del bovino, produciendo una destrucción masiva de estos que se traduce en anemia hemolítica grave; la enfermedad cursa con fiebre alta (> 41 °C), debilidad, disminución brusca de la producción, anorexia, deshidratación disnea, temblores e ictericia. Es frecuente observar aborto  en las vacas preñadas. En algunos casos, puede ocurrir la muerte del animal después de la aparición de os primeros síntomas.
El periodo de incubación es de 2 a 4 semanas, siendo principalmente afectados los animales de mayor edad; al respecto, se ha observado que los animales jóvenes pueden ser infectados pero no presentan signos clínicos o estos tienden a ser leves.

Prevención y tratamiento

La prevención de la enfermedad se basa en el control de las poblaciones de garrapatas en las unidad de producción, mediante la aplicación de baños y drogas endecticidas. También se recomienda la identificación y eliminación de los animales portadores del rebaño, asi como evitar lainfección iatrogénica.
Como toda enfermedad ocasionada por bacterias , el tratamiento específico de los casos clínicos se basa en la administración de antibióticos; el grupo de las tetraciclinas ha sido ampliamente utilizado contra la anaplasmosis, así como otras drogas para tratar los signos clínicos como son: antipiréticos, vitamina B, hierro y fluidoterapia

Babesiosis bovina: síntomas y diagnóstico


Es una enfermedad parasitaria, transmitida por la picadura de la garrapata que afecta al ganado bovino y otras especies animales.
La babesiosis, también conocida como piroplasmosis, es una enfermedad parasitaria de los bovinos y otros Animales domésticos y silvestres, ocasionada por protozoarios sanguíneos del genero Babesia spp.
En el ganado bovino, Babesia bovis B. bigemina, son los principales agentes causales de esta patología y la garrapata es el agente transmisor de esta enfermedad

Síntomas

El periodo de incubación de la enfermedad varía entre 2 y 3 semanas y depende de la edad del animal afectado y de la especie de babesia implicada. Los animales adultos tienden a ser más susceptibles, en tanto que los animales menores de 1 año no suelen presentar signos clínicos.

Infección por B. bigemina

La patogenicidad y virulencia de la babesia varían considerablemente según la especie; los animales con B. bigemina manifiestan fiebre y anorexia inicialmente, sin embargo, la destrucción masiva de los glóbulos rojos produce anemia y se muestran debilitados al punto que rehúsan a moverse. Al examen clínico se evidencia taquicardia y taquipnea debido a la hemólisis intensa que genera una pobre oxigenación de los tejidos.
Una evaluación hematológica dejará en evidencia la presencia del parásito, disminución del contaje de eritrocitos y hemoglobinemia; esto se acompaña de hemoglobinuria que se manifiesta por una orina de color oscuro que suele alertar al ganadero.
En algunos casos puede haber ictericia o coloración amarillenta de las membranas mucosas y tejidos dada la presencia de altos niveles de bilirrubina en la sangre.
Es común observar alteraciones del tránsito gastrointestinal como estreñimiento y diarreas, con disnea e insuficiencia respiratoria en los casos graves. Es frecuente la presentación de abortos en las hembras preñadas, debido a la gravedad de los signos clínicos.

Infección por B. bovis

En los casos de infección por B. bovis, la sintomatología es similar, y aunque la hemoglobinuria y la hemoglobinemia son menos intensas y menos frecuentes, la clínica suele ser más severa, observándose signos nerviosos como ataxia o incoordinación durante la marcha, delirio y postración; los signos neurológicos suelen derivar en la muerte del animal.

Otras especies de Babesias

Las infecciones por Babesia divergens cursan con signos de severidad variables, pudiendo ser de leves a graves, según diversos factores, aunque la vida del animal rara vez está comprometida por esta causa. B. major y B. ovata suelen ser apatógenos o levemente patógenos en la mayoría de los casos.

Diagnóstico

El diagnóstico de babesia se basa en la presencia de los signos característicos, aunque debido a sus semejanzas clínicas con otras patologías febriles y anemizantes, el diagnóstico diferencial debe incluir anaplasmosis, tripanosomosis, hemoglobinuria bacilar, leptospirosis y diversas intoxicaciones; así como también aquellas patologías que cursan con signos neurológicos como la rabia y otras encefalitis del ganado bovino.
La identificación del parásito en frotis sanguíneos es una de las pruebas utilizadas con mayor frecuencia a nivel de campo, sin embargo, existen alternativas de mayor sensibilidad como el PCR o pruebas serológicas

AB Vista: Análisis NIR del alimento para aves aumenta la producción


Brindar los requerimientos de nutrientes para pollos de engorda y gallinas de postura con una precisión infalible, sin sobre o bajo abastecimiento, es clave para mantener la eficiencia de la producción. Sin embargo, saber cómo hacer esto, significa conocer mucho más sobre los ingredientes que se utilizan en la formulación de dietas, incluyendo maíz, soya […]
Brindar los requerimientos de nutrientes para pollos de engorda y gallinas de postura con una precisión infalible, sin sobre o bajo abastecimiento, es clave para mantener la eficiencia de la producción. Sin embargo, saber cómo hacer esto, significa conocer mucho más sobre los ingredientes que se utilizan en la formulación de dietas, incluyendo maíz, soya y, de hecho, todas las materias primas.
El exceso de nutrientes debe evitarse tanto como la deficiencia de nutrientes, ya que las alteraciones de la eficiencia digestiva o los desequilibrios de nutrientes pueden dar lugar a que los nutrientes no digeridos lleguen al intestino grueso de las aves, donde los patrones de fermentación pueden cambiar.
Esto puede llevar a un ambiente más favorable para las bacterias patógenas y los brotes de enfermedades. Entender el valor de los aditivos para mejorar la eficiencia digestiva es importante para garantizar que se aprovechen al máximo sus efectos.
Conozca su materia
Un área clave para el desarrollo, en términos de abordar los desafíos multifactoriales establecidos para afectar el sector de los alimentos avícolas, es probable que sea el análisis de ingredientes en tiempo real, que permite a los nutricionistas garantizar que las dietas que se fabrican, entreguen los nutrientes requeridos.
Los desarrollos recientes en la tecnología de la espectroscopia del infrarrojo cercano (NIR) significan que ahora es posible un análisis más profundo de las materias primas – lo que a su vez ayuda a mejorar las aplicaciones de enzimas y la formulación de alimentos avícolas.
Con los niveles del fitato anti nutriente variando, no sólo entre los alimentos sino dentro de una sola materia prima, la NIR da a los nutricionistas la confianza de que hay suficiente sustrato sobre el cual una enzima fitasa puede actuar.

Cuando se detectan mayores niveles de fitato, los productores pueden utilizar mayores dosis de fitasas para aumentar la disponibilidad de fosfato y reducir el efecto anti nutritivo del fitato de manera más efectiva. Esto permite a los productores aprovechar las oportunidades para una ganancia incremental que de otro modo no se hubiera realizado.

La mejor y más rápida identificación de los anti nutrientes claves, que van desde micotoxinas y polisacáridos no amiláceos (PNAs) hasta el fitato, se convertirá en una pieza clave en el futuro de la industria avícola – y un buen ejemplo de esto, es la forma en la cual las empresas han cambiado respecto a la aplicación de enzimas alimenticias como la fitasa.
Creciente entendimiento de la fitasa
Mientras las fitasas eran usadas originalmente para liberar fósforo, los fabricantes de alimento son cada vez más conscientes de los efectos extra fosfóricos que pueden explotarse al utilizar productos para atacar la descomposición completa del nivel de fitato de la dieta.

El proceso se está utilizando con un efecto particular en el esfuerzo continuo para atacar la pechuga leñosa. La investigación ha demostrado que altas dosis de fitasa, combinadas con nutrientes que respaldan el estado antioxidante del animal, pueden desempeñar un rol al reducir la severidad de la condición.

Dentro del sector de enzimas como un todo, los efectos secundarios se volverán de la misma importancia que los efectos primarios – siendo un ejemplo, la liberación de inositol. Entender que existen diferencias marcadas entre los productos y la manera en que atacan el sustrato es importante, de ahí la necesidad de una evaluación.

La nutrición avícola ha visto avances significativos en los últimos 50 años, con la introducción del análisis de ingredientes, formulaciones de menor costo y el advenimiento de una multitud de aditivos, incluyendo vitaminas, aminoácidos, antibióticos, coccidiostáticos y enzimas.

Desafíos crecientes
Los siguientes diez años parecen listos para traer nuevos desarrollos con cambios en las prácticas de la industria, aumento de competencia y una creciente presión de los consumidores.
Se espera que las compañías de alimentos reduzcan su dependencia a los antibióticos mientras mantienen la eficiencia de producción, lo que exige un grado de precisión cada vez mayor en la entrega de nutrientes con una mínima contaminación de anti nutrientes.
Al mismo tiempo, la disponibilidad de materias primas, con ingredientes básicos como el maíz y la soya, que probablemente serán limitados como resultado de las presiones de producción, prohibición de OGMs y el cambio climático, se convertirá en un problema creciente. La escasez puede ser particularmente evidente en el Medio Oriente, donde los cultivos con alto consumo de agua tienden a ser importados de E.U.A, Canadá y Europa, en lugar de cultivarse localmente.
Con estos cambios en los mercados mundiales, las empresas buscan más formas de lograr ganancias incrementales para garantizar una ventaja competitiva y continua.
Como resultado, las empresas están dedicando cada vez más tiempo y esfuerzo a evaluar productos, proveedores y diferentes aplicaciones, con nutricionistas y científicos centrados en la identificación de formas para mejoras incrementales para la alimentación.
Formular dietas para cumplir con requerimientos nutricionales precisos significa que menos recursos son desperdiciados, menos problemas son creados en el intestino y los pollos de engorda pueden alimentarse con menos problemas. Si bien es tentador enfocarse en el próximo gran paso para lograr un gran cambio, no se debe subestimar el rol de las pequeñas iniciativas para promover la eficiencia energética y nutricional.

En avicultura reducir los efectos del estrés por calor


Estimular el consumo de pienso. Medidas como la puesta en funcionamiento de los comederos automáticos con mayor frecuencia o la agitación manual de los comederos, caminar lentamente entre las aves, buena granulación del alimento, la iluminación continua o la utilización de raciones altas en nutrientes, se utilizan para compensar la reducción del consumo durante el […]
Estimular el consumo de pienso.
Medidas como la puesta en funcionamiento de los comederos automáticos con mayor frecuencia o la agitación manual de los comederos, caminar lentamente entre las aves, buena granulación del alimento, la iluminación continua o la utilización de raciones altas en nutrientes, se utilizan para compensar la reducción del consumo durante el estrés calórico. No se deben aplicar medidas para motivar el consumo en los momentos más calurosos del día sino en la noche, ya que un incremento de consumo lleva consigo un aumento en la producción de calor por el ave.
Presentación del pienso.
Es fundamental vigilar la presentación del alimento. La migaja o el gránulo deben ser de buena calidad para favorecer el consumo de pienso. No se deben realizar variaciones bruscas en la presentación ya que también van a afectar al consumo.
Materias primas.
Se deben vigilar estrechamente los parámetros de calidad de las materias primas, por ejemplo, los niveles de potasio de la harina de soja, los niveles de acidez y enranciamiento de las grasas, etc.
Calidad del pienso.
Cada 10ºC de incremento de la temperatura, se dobla el nivel de oxidación y de crecimiento fúngico en el pienso, y ello conlleva a reducir los resultados zootécnicos. Es interesante aumentar los niveles de antioxidantes e inhibidores de crecimiento fúngico en el pienso. Debemos evitar, especialmente en verano, que el pienso envejezca en el silo (más de una semana), ya que perdería palatabilidad y se podrían producir reacciones de enranciamiento.
Aumentar los niveles de aminoácidos.
La proteína es el nutriente que genera mayor cantidad de calor cuando es utilizada por el animal, de ahí que en condiciones de alta temperatura, lo que menos necesita el ave es una dosis extra de calor corporal. Se debe reducir el nivel de proteína de la dieta al mínimo necesario para cumplir con los requerimientos de aminoácidos, lo que se consigue con la máxima utilización de aminoácidos sintéticos.
Un incremento de un 5 a un 10% en los aminoácidos más limitantes, como son metionina y lisina, puede mejorar los rendimientos productivos de las aves, siempre y cuando la proteína bruta permanezca a un nivel mínimo razonable. Se ha reportado que, en situación de calor, un aumento de la relación arginina-lisina mejora el índice de conversión. La betaína ha demostrado proteger a las células del estrés osmótico (propio de un estrés calórico), que se traduce en una mayor hidratación del tejido muscular y por lo tanto se reduce la degradación proteica.
Ajustar los niveles de energía y sus fuentes
Es conveniente ajustar la relación energía/proteína, aumentándola e incrementando el porcentaje de grasa en la dieta como fuente de energía. Las grasas, como fuente de energía, producen menos calor que los carbohidratos durante el metabolismo, y además, se produce 1,6 g. de agua metabólica por cada gramo de grasa, lo cual ayuda más al pollo a combatir el calor. El calor metabólico procedente de los carbohidratos en monogástricos es un 30% superior que el procedente de la grasa.
Adición de bicarbonato sódico
Su utilidad, a niveles de 0,20-0,25 % en la ración, se ha demostrado, especialmente si se comienza a suministrar a las aves unas semanas antes de la época habitual del año en que ocurren las más elevadas temperaturas. Una precaución necesaria en este caso es la de reducir simultáneamente el nivel de cloruro sódico añadido con el fin de evitar una doble suplementación de sodio. Se puede reemplazar el 50% de la sal añadida por bicarbonato sódico.
Suplementación vitamínica
Es importante que se suministre una buena premezcla con el nivel adecuado de vitaminas. Se han encontrado respuestas positivas a vitaminas del grupo B, vitamina E -efecto protector contra la oxidación de membranas celulares- y vitamina C -interviene en la producción de hormonas adrenales reduciendo el nivel plasmático de corticosterona en pollos con estrés calórico-.
Reducción de la densidad de población
Las pérdidas sensibles de calor en un grupo pueden ser de un 30 a un 60% de las pérdidas experimentadas por un ave que se encuentre fuera del grupo. No se pueden dar recomendaciones concretas ya que varían según las condiciones de la instalación, aunque sí debemos recordar que la densidad no se refiere a animales por m2 sino a kilos de carne por m2. Debemos insistir en la tría de las aves. Las aves deben estar uniformemente distribuidas en la nave. Esto también tiene importancia por la accesibilidad a comederos y bebederos.
Acciones en el agua de bebida
Es el factor principal de control cuando se trata del estrés calórico. Si conseguimos que los pollos beban más, soportarán mejor el estrés por calor y crecerán más.
  • Asegurar una calidad química y bacteriológica adecuada.
  • Controlar el consumo de agua diariamente, especialmente con bebederos de tetina.
  • Revisar presión y caudal Revisar filtros
Mantener el agua fría (20-25ºC) antes de que llegue a las aves. Se deben aislar las cañerías descubiertas que suministran agua a las naves y se deben drenar 3-4 veces al día
Electrolitos
Cloruro amónico (NH4Cl), cloruro potásico (ClK), cloruro sódico (NaCl) y sulfato potásico (K2SO4).
Inducen aumento de consumo de agua. Ayudan a combatir la alcalosis respiratoria (disminuyendo el pH sanguíneo) y el desequilibrio del balance sodio y potasio.
Otra opción puede ser la adición de bicarbonato (HCO3-) para compensar las mayores pérdidas del mismo al eliminar el CO2 producido como consecuencia del jadeo.
Vitamina C.
1 g./litro Multivitaminas Glucosa 4%.
Regula la viscosidad sanguínea y la osmolaridad plasmática.
La conductividad térmica de la piel está relacionada directamente con el flujo sanguíneo hacia la piel
Carnitina + Sorbitol + Sulfato de Magnesio.
Influyen sobre el metabolismo de los lípidos y eliminando el exceso de ácidos grasos circulantes, hace mejorar el estado de los animales ante un golpe de calor.
Modificar el programa de iluminación.
Se debe dar iluminación en las horas más frescas del día, estimulando así el consumo de pienso en esos momentos.
Aclimatación al calor.
Consiste en la capacidad para tolerar el estrés por calor mediante el contacto gradual con altas temperaturas, reduciendo así el número de muertes. Una técnica consiste en estimular a los pollitos de 5 días de edad mediante la exposición a un calor elevado (37- 38ºC) durante 24 horas, volviendo seguidamente a una temperatura de cría normal. Si el acondicionamiento térmico se hace bien, los pollitos se vuelven más resistentes cuando se ven sometidos a una fuerte subida de la temperatura hacia los 40 días.
Ayuno.
Las aves alimentadas ad libitum tienen una temperatura superior en 1,5ºC respecto a las aves con restricción alimenticia debido a la relación directa entre consumo de pienso y producción de calor (la digestión produce calor). Intervalos de ayuno de por lo menos 3 horas antes de la iniciación del estrés calórico fortalecen la viabilidad. Suprimir el alimento después del inicio del estrés calórico es de poca utilidad. La preocupación más frecuente es que el crecimiento se vea perjudicado, pero esta opción busca mejorar la supervivencia.
efectos del estrés por calor sobre los pollosAnte la llegada de la época calurosa o un golpe de calor puntual, debemos de mantener la serenidad y pensar en todos los recursos disponibles, ya que todo suma. Ante una situación de CALOR se debe mantener la cabeza FRIA.