viernes, 9 de diciembre de 2016

La Organización Mundial de la Salud cree necesaria una mayor conciencia sobre los factores de riesgo de la infección por Toxoplasma gondii .


La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que cada año hay más de un millón de casos de toxoplasmosis, una infección zoonótica causada por el parásito Toxoplasma gondii. Pese a todo lo que se sabe desde hace tiempo sobre esta enfermedad, su modo de transmisión, las fuentes de infección y los síntomas, su vigilancia varía de un país a otro, lo que plantea un reto en la estimación de su carga. Y es que, según la OMS, pese a esta información, la toxoplasmosis es una enfermedad “en gran parte desconocida”, por lo que insta a mejorarla, sobre todo en mujeres. El artículo explica cuáles son las lagunas sobre la toxoplasmosis que deberían despejarse y cómo prevenir la enfermedad.
Los seres humanos pueden infectarse por Toxoplasma gondii de distintas maneras. Pero una de las principales fuentes son los alimentos, sobre todo a través del consumo de carne infectada poco cocida y a través de frutas y verduras contaminadas. Los gatos son los huéspedes preferidos del parásito y se calcula que la infección también puede producirse a través del contacto con heces felinas en el medio ambiente. Si bien los gatos juegan un papel importante en el ciclo de vida del parásito, no son el vehículo principal de la infección. Las mujeres embarazadas y las personas con sistemas inmunológicos débiles corren un mayor riesgo de desarrollar una forma severa de toxoplasmosis.
Según la OMS, hasta el 95% de la población ha sido infectada con el parásito sin desarrollar ningún síntoma. En la mayoría de los casos, cuando se tiene la enfermedad, esta es leve y con síntomas similares a los de la gripe. De ahí que muchas personas no saben cuándo se infectan. Pero el parásito permanece en el cuerpo en estado inactivo y puede reactivarse si la persona se vuelve inmunodeprimida. Por eso, según la OMS, es necesaria mayor conciencia sobre la enfermedad para poder tomar las medidas preventivas adecuadas.

Toxoplasmosis, falsas creencias por despejar

La toxoplasmosis puede tener consecuencias graves para el feto y las personas inmunodeprimidas. Hace unos años se reconoció como la zoonosis más frecuente causada por parásitos. Ya entonces, hacia el año 2006, la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) consideró que esta enfermedad estaba “infradiagnosticada”, por lo que recomendaba desarrollar campañas educativas orientadas a personas vulnerables que cocinaran o convivieran cerca de excrementos de gatos.

La información sobre la prevalencia de toxoplasmosis está muy fragmentada, según la OMS

Ahora, la OMS destaca lo mismo. Estima que la información sobre la prevalencia de toxoplasmosis está muy fragmentada y que no se puede conocer con exactitud la carga de la enfermedad porque la vigilancia varía de un país a otro. Según algunos de sus técnicos, como Maria Vang Johansen, profesora de zoonosis parasitarias en la Universidad de Copenhague (Dinamarca), “no hay un sistema que permita determinar la prevalencia del parásito en la cadena alimentaria”. Tampoco existen, según destaca la experta en una entrevista publicada en la página web de la OMS, “pautas estándares en toda la UE sobre la forma de preparar la carne”. Por tanto, esta especialista aboga por abordar el problema desde un enfoque que integre animales y humanos.
Una de las creencias más difundidas sobre la toxoplasmosis es que los gatos juegan un papel muy importante. Aunque sí tienen su labor en la transmisión de la enfermedad, los expertos recuerdan que una de las principales vías de infección es la ingesta de carne cruda o poco cocinada, así como de verduras contaminadas. Los especialistas apuestan, por tanto, por educar sobre la enfermedad más allá del mensaje de que los felinos son los únicos transmisores.

Cómo prevenir la toxoplasmosis

Un informe de la OMS publicado en diciembre de 2015 advertía de que las principales fuentes de intoxicación alimentaria son la ingesta de carne, huevos crudos o mal cocidos, verduras y frutas mal lavadas y productos lácteos contaminados por norovirus. La organización recomienda, por tanto, seguir las cinco claves para mejorar la inocuidad alimentaria y, en este caso particular, prevenir los casos de toxoplasmosis:
  • 1. Mantener una higiene adecuada, en especial un lavado de manos eficaz. El contacto con suelo, agua, animales y personas que pueden albergar microorganismos puede conllevar la transferencia a los alimentos.
  • 2. Separar alimentos crudos de los cocinados. La carne o pescado y sus jugos crudos pueden contener patógenos que pueden llegar al resto de alimentos. Para evitarlo, debe impedirse que entren en contacto.
  • 3. Cocinar bien los alimentos. Una cocción correcta es eficaz para eliminar casi todos los patógenos. Temperaturas de hasta 70 ºC garantizan la seguridad de los alimentos.
  • 4. Mantener las temperaturas seguras. Evitar conservar los alimentos a temperatura ambiente; entre 5 ºC y 65 ºC los patógenos crecen bien, mientras que a temperaturas inferiores, el crecimiento se ralentiza.
  • 5. Usar materias primas y agua seguras.
La prevención de la toxoplasmosis también pasa por lavar bien los vegetales y pelarlos si es necesario.

Otros parásitos

Los parásitos zoonóticos, los que se encuentran en los animales destinados al consumo humano, incluyen los protozoarios, nematodos o trematodos. El incremento de los movimientos de los últimos años, tanto de animales como de personas, ha aumentado el riesgo de contaminación por parásitos como CryptosporidiumTrichinellaTaenia y Giardia. Los parásitos siguen un curso biológico en cuyas etapas se produce una importante resistencia a las altas temperaturas, la radiación natural, los productos químicos y los desinfectantes. Los parásitos se pueden introducir en los alimentos debido a prácticas inadecuadas de manipulación o durante el proceso de elaboración.
Algunos de los más representativos son Giardia lamblia, que contamina a través de la manipulación directa de personas portadoras o de aguas contaminadas con restos fecales. Este tipo de parásito infecta, a través del riego, alimentos vegetales que no se tratan térmicamente, como ensaladas. También está Trichinella, un parásito que provoca la enfermedad conocida como triquinosis, asociada a la ingesta de carne cruda, sobre todo de cerdo, con larvas del nematodo Trichinella.
Otro de los grandes protagonistas es el anisakis, con un ciclo muy complejo en el que participan como huéspedes los crustáceos, los cefalópodos y los peces y, como huéspedes finales, los mamíferos marinos. Las personas entran en este ciclo cuando ingieren pescados crudos que tienen estas larvas. La enfermedad que originan es la anisakiasis, provocada por el consumo de pescado no cocinado en platos como sushi. Evitar esta enfermedad pasa por congelar el pescado durante un mínimo de 24 horas.

Objetividad: Premisa fundamental a la hora de evaluar la calidad del pollito recién nacido


Es preciso evaluar los pollitos con métodos numéricos que permitan valorar su calidad con fiabilidad y cuantitativamente dejando a un lado en lo posible todo sesgo personal.
Artículo de Angel Salazar, consultor independiente, EUA
Por lo general resulta bastante sencillo coincidir en una misma puntuación cuando nos hallamos ante un lote de pollitos de calidad.
No hay dificultad en reconocer al pollito de un día que se muestra vital y alerta, sin defectos apreciables, que al tacto presenta un abdomen blando, ni endurecido ni abultado, con un obligo bien cicatrizado, y que luce un plumón limpio y lustroso, sin signos de deshidratación, suciedad o contaminación.
Pero la cosa cambia cuando uno se encuentra ante un lote de calidad mejorable: Ahí resulta más difícil llegar al consenso en la puntuación con otros operarios.
En ese tipo de situaciones es preciso evaluar los pollitos con métodos numéricos que permitan valorar su calidad con fiabilidad y cuantitativamente dejando a un lado en lo posible todo sesgo personal. La subjetividad y los juicios de opinión deben ser mínimos.

Parámetros

Los siguientes parámetros son válidos para evaluar a los politos:
1) El grado de uniformidad de la distribución de los pesos individuales en el 1º día de vida en torno a un valor promedio.
2) El rendimiento del pollito, entendido como el porcentaje de peso al nacer con respecto al peso del huevo antes de la eclosión.
3) El peso promedio del saco vitelino residual.
4) La longitud media de los pollitos.
5) El total de la escala Pasgar.
Todas las opciones citadas son válidas pues ofrecen un baremo objetivo de la calidad del pollito, pero exigen tiempo y esfuerzo para recabar todos los datos relevantes con la debida exactitud.
Por norma general, la metodología elegida dependerá de las preferencias de cada cual y de la familiaridad con el método en cuestión o la combinación de varios.
En mi opinión, los datos del peso individual son fáciles de obtener y analizar pero no aportan información sobre el peso del saco vitelino residual. En su favor tienen la gran rapidez con que se consigue una gran muestra de pollitos y su elevada exactitud. La manipulación de los ejemplares durante el proceso también permite hacerse una idea de su calidad y sus características.
El rendimiento del pollito sumado a la información del peso corporal ofrece una perspectiva más completa sobre su calidad.
Los datos referentes al peso medio del saco vitelino residual constituyen un indicador fiable de las condiciones de incubación. Cuanto menor sea el peso medio del mismo, mayor será el peso del pollito y mejores habrán sido las condiciones ambientales del embrión durante la incubación. Pese a ello, el método es tedioso y algunos operarios opinan que no ofrece resultados muy consistentes.
Se considera que la longitud media del pollito se correlaciona inversa y estrechamente con el peso del saco vitelino residual, pero hay quien también considera que este método es algo inconsistente. La recolección de los datos es también larga y laboriosa, lo cual limita el tamaño de la muestra.
El sistema Pasgar contempla varios aspectos importantes de la calidad del pollito, como son los reflejos del ave, la cicatrización del ombligo, los defectos en las patas, etcétera. A mi parecer, también requiere bastante tiempo, cosa que limita el tamaño de la muestra.

Combinación de métodos

En definitiva, habrá que escoger la mejor combinación posible de métodos de recolección de datos adoptando un término medio, un compromiso razonable.
Lo esencial es que si se quiere valorar realmente la calidad del pollito de un día hay que confiar en los datos numéricos y descriptivos y no en criterios subjetivos.
Por último, el rendimiento del pollito durante la primera semana de crianza en la granja también es un excelente indicador objetivo de su calidad.
El éxito o el fracaso a la hora de cumplir las expectativas durante ese período deben recaer, para bien o para mal, en el personal de la planta incubadora y en el de la granja de engorde, siempre con objetividad y honestidad.
El pollito de alta calidad casi siempre muestra un buen rendimiento en las granjas en lo que a vitalidad, ganancia y uniformidad de peso se refiere, además de en la conversión del alimento.
La incubadora merece pleno reconocimiento por su labor cuando es así. Por supuesto, el manejo en la crianza también es clave.
Si la planta incubadora entrega un lote deficiente, será muy difícil ponerle remedio en la granja durante el crecimiento. Pero de igual modo, un lote de pollitos recién nacidos de gran calidad verá mermado su rendimiento por unas malas condiciones de manejo durante la crianza

5 normas de higiene para tener en cuenta en establos para bovinos


Una obligación fundamental que se debe cumplir en las explotaciones ganaderas es la de mantener la higiene de las instalaciones y poner en práctica medidas para evitar la proliferación de enfermedades.
Para los ganaderos que tienen establos para sus animales, tanto los que trabajan con lechería especializada como con sistemas estabulados o semiestabulados, es importante tener en cuenta las normas de higiene, pues esto permite un ambiente libre de patógenos que puedan contaminar a los rumiantes.
Esto se hace con el fin de que los animales estén saludables y puedan expresar todo su potencial productivo, para que el productor reciba las mayores ganancias en su actividad.
Según el manual desarrollado por María Teresa Sánchez-Torres y José Luis Cordero Mora para la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación de México, se deben construir instalaciones funcionales y tener disponibilidad de agua y electricidad, así como de acceso fácil tanto para el personal como para el transporte.
Asimismo, como lo indicó Roberto Nieto, diseñador de corrales y propietario de Rn Montajes, los establos deben proporcionar un lugar seguro, en el que los bovinos puedan estar protegidos de las inclemencias del clima.
Esto es igual que un hotel: hay que conocer el cliente para poderlo acomodar. El lugar en donde se tengan los animales, es de suma importancia en los resultados de producción”, acotó el experto.
La adecuada ubicación de camas y comederos es esencial. El propósito de las primeras es que los rumiantes tengan un lugar cómodo para echarse y descansar en la noche. Generalmente se usa un material seco como paja o plantas como cascarilla de arroz, pero se desaconseja el uso de aserrín por su incidencia en la aparición de mastitis.
De igual forma, los comederos y bebederos deben tener suficiente capacidad para satisfacer el consumo del animal. Hay que procurar que no tengan ningún tipo de filtración y que los residuos se puedan desechar en sitios apropiados y no queden junto a los bovinos.
También se debe planear la construcción de una enfermería, que consistiría de algunas jaulas aisladas del establo, para atender animales que presenten síntomas de alguna enfermedad.
Otra norma establece que los establos deben contar con un depósito para el estiércol. Para que sea más fácil de desechar, el ganadero debe procurar que la orina y el agua de lavado se destilen por las tuberías, mientras que el excremento se mezcle con el material de la cama y pueda ser distribuido.
Se deben aplicar las Buenas Prácticas Ganaderas, BPG, y las buenas prácticas de ordeño en la sala destinada para esta tarea, para no contaminar la leche y tener el hato libre de mastitis.
De todas formas, como cualquier ser vivo, los rumiantes pueden enfermar y por eso es importante establecer un claro programa de vacunación y llevar registros de datos productivos y reproductivos que indiquen incidencia de abortos, mortalidad de vacas y de terneros, entre otros.
Finalmente, Roberto Nieto aclaró que un aspecto fundamental de la higiene es la limpieza constante y completa de corrales y establos, aunque ello no quiere decir que sea más compleja.
La limpieza del corral es sencilla. Simplemente se debe evacuar el estiércol a diario y agregar una capa adicional de cascarilla de arroz en la cama”, sentenció. 

¿Quién maneja su granja ! ! !


Es mejor tener una granja con una tasa de partos de un 80%, pero con una cuota de monta estable; que otra con un 85% de fertilidad, pero con montas variables.
¿Saben cuántas cerdas tienen que cubrir cada semana?
Si no es así, lamentablemente tenemos que decir que quien maneja la granja son las cerdas y no nosotros.
Nos obsesionamos muchas veces con parámetros como la tasa de partos y valoramos las granjas en base a esto cuando en realidad este parámetro nos dice poco acerca del buen funcionamiento de una granja. Es mejor tener una granja con una tasa de partos de un 80%, pero con una cuota de monta estable; que otra con un 85% de fertilidad, pero con montas variables. Las cubriciones son el principio de todo en nuestra granja y de ellas dependerán los animales que al final acabaremos sacrificando. Si pretendemos vender 300 cerdos por semana de ninguna manera conseguiremos hacerlo si cubrimos 20 cerdas o si cubrimos a 32. Ambos casos van a suponer un problema. El objetivo de montas será imprescindible tenerlo claro en nuestra granja y no seguirlo supondrá un problema. Para conseguir este objetivo podemos trabajar en dos frentes diferentes: planificación y diagnóstico. La planificación nos ayudará a poder organizar de antemano esta cuota de monta; y el diagnóstico será la pieza clave de ajuste y solución de problemas.

Planificación
Desde que hacemos la cubrición hasta que tenemos el parto pasarán casi 17 semanas. La planificación puede empezar tan pronto como a las 3 semanas de haber cubierto las cerdas, hasta la misma semana que las destetamos. Tenemos tiempo de sobra para poder planificar cuales son nuestras necesidades para mantener nuestra cuota de montas.
Esta planificación nos tiene que permitir poder saber las cerdas que queremos eliminar, así como aquellas nulíparas que tenemos que introducir. Si tenemos tiempo (hasta 4 semanas antes del destete) podemos trabajar con estrategias de manejo que nos ayuden a la introducción de estas nulíparas. Casi la mayoría de estos sistemas se basan en principios como el efecto flusing (bajada y subida de niveles de alimentación); y la exposición al macho de manera fraccionada para estimular esta salida en celo.
Podemos también trabajar con altrenogest® (Regumate®), que nos ayudará a sincronizar a las chanchillas que queremos cubrir en una misma semana. La única consideración es que para usar Regumate® tenemos que tener a las nulíparas ciclando sin importar en qué fase del ciclo estén. Sabemos que después de 18 días de tratamiento y de su retirada, las nulíparas saldrán en celo en unos 5 días.
No obstante, si tenemos algún problema o bien hemos reaccionando tarde (la misma semana del destete) tenemos el uso de las gonadotropinas (PG600®) que nos pueden ser de gran utilidad. Sabemos que la salida en celo será entre 4 y 6 días después de la inyección o aplicación. En este caso, los animales candidatos para ser tratados serían: las nulíparas de 6 meses sin celo, las de 8 meses sin celo, las destetadas y las retrasadas.

Como prioridades a la hora de hacer la planificación de la selección de cerdas a escoger, podríamos marcar por orden de importancia:
1. Nulíparas usando todas aquellas estrategias de manejo que tengamos a mano.
2. Nulíparas usando Regumate para sincronizar los celos.
3. Nulíparas viejas que teniendo 8 meses de edad no han salido en celo, podemos darles una oportunidad usando PG600.
4. Nulíparas jóvenes de 6 meses que todavía no han salido en celo y puedan estar pre púberes, podemos usar PG600.
5. Dejar cerdas viejas que en principio teníamos pensado eliminar, pero que en este caso nos ayudan a mantener nuestra cuota de montas.



Diagnóstico
Cuando hablamos de diagnóstico nos referimos no solo al diagnóstico de gestación que podemos hacer con el verraco, ecógrafo o dopler; nos referimos a aquellas herramientas que nos pueden ayudar a solucionar problemas, para así tener nuestra cuota de montas. En este sentido podemos contar con tres grandes herramientas, las auditorías, el test de progesterona y el uso del ecógrafo.

Auditorías. Las auditorias no dejan de ser procesos sistematizados que repasan aquellos puntos que influyen en los procesos hechos en la granja. Desde MSD hemos desarrollado un grupo de auditorías (nulíparas, machos, gestación, maternidad) en Repropig® que bajo un formato electrónico (disponible para iPad) nos termina dando un informe de aquellos puntos susceptibles de mejora con las recomendaciones posibles.

Test de progesterona. Existe en el mercado un test ELISA de progesterona que se puede hacer en granja, que nos ayuda a determinar los niveles de progesterona de la cerda. La progesterona está generada por el cuerpo lúteo y será la responsable del mantenimiento de la gestación. Como bien se conoce, la progesterona nos puede marcar no solo si la cerda está gestante, sino que también nos puede indicar en qué fase del ciclo está la cerda o si la misma ha ciclado. En este sentido, si aplicamos el test en nulíparas podemos saber si estas están ciclando, con lo que pueden ser candidatas al uso de Regumate®. De la misma manera, si utilizamos este test en una cerda y tiene niveles bajos, podemos sospechar que está en fase folicular, con lo que puede ser una candidata a PG600. Las gonadotropinas no funcionarán en animales en fase lútea.

Ecógrafo. El uso del ecógrafo se ha limitado al diagnóstico de gestación, y poco al estudio ovárico. Hoy tenemos ecógrafos que nos ayudan a saber en qué fase se puede encontrar un ovario usándose por vía abdominal y no transrectal. Con la ayuda de esta herramienta podemos discernir si tenemos un folículo y saber el tamaño del mismo, cosa que nos ayuda a decir lo cerca que está de la ovulación. Podemos ver también los cuerpos hemorrágicos y lúteos, cosa que nos indicaría que la cerda ha ovulado. O también podemos ver alguna patología como los quistes.
El detectar a tiempo las oportunidades de mejora, implementar las herramientas de diagnóstico y el correcto uso de los productos hormonales, nos permitirá decir que somos nosotros quienes realmente estamos manejando nuestra granja.

Viruela aviar en ponedoras:


No hay un tratamiento satisfactorio para la infección de viruela aviar. Por eso la vacunación es de crítica importancia. Sin embargo, la manera más común de transmitir la enfermedad entre los lotes es a través del personal que vacuna, recorta el pico y traslada las aves. Boletín técnico de Hy-Line. (Segunda parte de una serie de dos artículos).
En la primera parte de esta serie se presentó el tema general de la viruela aviar, particularmente distinguiendo entre la viruela seca y la viruela humeda.
Se observó que no hay un tratamiento satisfactorio para la infección de viruela aviar, por ende no puede faltar la buena vacunación importancia. Ese es el enfoque de este artículo.

Estrategias de intervención

Procedimientos de manejo

• Limpieza/desinfeccion del ambiente
• Control del polvo
• Un programa eficiente para el control de insectos
• Programa de bioseguridad para prevenir la entrada a los galpones del movimiento de personal y equipo contaminado que viene de fuera
• La manera más común de transmitir la enfermedad entre los lotes es a través del personal que vacuna, recorta el pico y traslada las aves
• Cuando se enfrenta un brote de viruela aviar el uso de iodo añadido al agua puede ayudar a disminuir la mortalidad y a retrasar la propagación de la infección
– 4-6 oz. iodo/gal (30–50 ml/L) solución, medida a 1 oz./gal (7.8 ml/L) de agua de beber
• El canibalismo se puede controlar con un despique apropiado y disminuyendo la intesidad de la luz ambiental

Cepas variantes de viruela aviar

En algunos países, han surgido nuevas cepas “variantes” de viruela aviar debido a la integración de varios segmentos del genoma del virus reticuloendoteliosis (REV) en el genoma de viruela. Esto resulta en un nuevo virus que es más difícil de controlar con las vacunas estándares contra viruela aviar.
Los lotes afectados generalmente tienen resultados positivos con anticuerpos del virus reticuloendoteliosis (REV), pero no tienen tumores ni otros signos de infección del virus de reticuloendoteliosis.
En el futuro se pueden desarrollar nuevas vacunas que controlen mejor estas cepas. La evidencia anecdotal sugiere que el uso de una mezcla de la vacuna contra viruela aviar junto con una vacuna de viruela de pichón puede mejorar la protección contra estas variantes.
Aplicador para inocular en la membrana del ala

Vacunación

Cuando la viruela aviar es endémica, las aves deben ser vacunadas para proporcionar protección contra la infección de viruela aviar. Hay una variedad de vacunas contra viruela aviar disponibles en el mercado: vacunas vivas, vivas atenuadas y recombinada. La vacunación debe llevarse a cabo antes de la exposición del virus.
Las aves pueden vacunarse tan temprano como a un día de edad con una vacuna de origen de un cultivo de célula/tejido congelado (TCO) después del nacimiento en combinación con una vacuna contra la enfermedad de Marek. Esta vacunación temprana no proporciona al ave una protección a largo plazo contra el virus de viruela; sin embargo, puede proporcionar una protección adecuada hasta la segunda vacunación a las 8-10 semanas de edad.
Para una protección a largo plazo. las pollonas deben vacunarse con una vacuna de origen de embión de pollo (CEO) después de las 6 semanas de edad. Estas aves son vacunadas utilizando con un inoculador de dos agujas impregnadas con la vacuna aplicada en la membrana del ala. (Figura 5).
En áreas con un alto desafío, las pollonas pueden necesitar dos vacunaciones durante el período de crianza, la primera después del nacimiento o antes de las seis semanas de edad, y la segunda a las 8-14 semanas de edad.
El largo período de incubación y la propagación lenta de la viruela hacen que sea factible vacunar durante un brote para limitar la propagación de la enfermedad. Considere la posibilidad de vacunar a los lotes adyacentes a un brote, si no están vacunados.

Vacunas disponibles contra viruela aviar

• La vacuna con el virus de viruela aviar (FPV): Origen de embrión de pollo (CEO) contiene el virus vivo de viruela aviar (FPV), y es capaz de producir una enfermedad seria si se aplica incorrectamente.
• Las vacunas atenuadas con el virus de viruela aviar (FPV): de origen de cultivo de tejido (TCO) pueden utilizarse en aves desde un día de edad en combinación con una vacuna contra la enfermedad de Marek.
• La vacuna con el virus de viruela de pichón: es una vacuna de origen de embrión de pollo (CEO) que contiene el virus vivo de viruela de pichón y puede ser utilizada sola o en combinación con una vacuna atenuada con el virus de viruela aviar.
– La vacuna con el virus de viruela de pichón pueden administrarse a aves mayores de 4 semanas de edad.
– Una combinación de la vacuna de viruela aviar con la vacuna de viruela de pichón estimula una respuesta inmunológica más amplia y en general tiene una mejor protección. Una dosis completa de la vacuna de viruela aviar y de viruela de pichón pueden mezclarse y aplicarse en la membrana del ala.
• Las vacunas comerciales recombinantes vectores vivos FPV están disponibles en el mercado (por ejemplo, Newcastle – FPV, ILT-FPV).
– La vacuna viva de viruela aviar se utiliza como virus vector para entregar y presentar los antígenos de la vacuna al huésped.
– Mejora potencialmente la calidad y la fuerza de la respuesta inmunológica generada.

El “prendimiento” de la vacuna a los 5–6 días después de la vacunación. La hinchazón puede palparse fácilmente con los dedos.

“Prendimiento” de la vacuna

La vacunación a través de la membrana del ala produce una pequeña lesión, llamada “prendimiento”, la cual aparece después de la vacunación como una inflamación en la piel o como una pequeña costra en el sitio donde se aplicó la vacuna. La inflamación de este tejido es la mejor evidencia de una vacunación exitosa.
En los lotes grandes, se debe examinar el “prendimiento” de la vacuna por lo menos en el 10% del lote aproximadamente 5–6 días después de la vacunación. De las aves examinadas por lo menos el 99–100% de esas aves deben tener la “prendimiento” de la vacuna presente.
La falta de la cantidad apropiada de “prendimientos” puede resultar en:
(1) aplicación a un ave inmune,
(2) falta de potencia en la vacuna, (por ejemplo: la vacuna estaba vencida, o fue expuesta a efectos que la dañaron),
(3) la vacuna no fue aplicada apropiadamente.

Muchos de los brotes de viruela son debido a una mala administración de la vacuna

Las vacunas vivas deben utilizarse dentro de una hora de haberlas preparado y no deben exponerse a condiciones que puedan inactivar el virus. Es importante evaluar al personal que vacuna y corregir los problemas de aplicación.
El personal que vacuna debe incluir en las hojas de registro la identificación del lote, el numero de fila de la jaula/nivel, el nombre del vacunador, la hora y fecha en que se empezó y termino de vacunar.
La cantidad de la vacuna utilizada por lote también debe verificarse y registrarse. Los lotes que reciben múltiples vacunaciones contra viruela o una a un día de edad, el porcentaje de los “prendimientos”o el grado de la reacción de las vacunas subsecuentes será menor del 99–100% , debido a la protección de la vacuna anterior.
El “prendimiento” debe verificarse y registrarse después de cada vacunación para crear un historial completo del lote.

Diagnóstico de revacunación de la vacuna contra viruela aviar

La verificación de la “prendimiento” después de la vacunación es el mejor método para verificar la inmunidad.
Otro método es seleccionar en un lote de 200-300 aves a las 18-20 semanas de edad que hayan recibido la vacuna contra viruela y revacunarlas con una dosis completa de la vacuna contra viruela aviar.
Estas aves deben de ser revisadas 5-6 días después de la vacunación por el “prendimiento”, y el 90-100% de estas aves NO deben tener la “prendimiento”. Esta vez, si hay muestra de la “prendimiento” quiere decir que estas aves no obtuvieron la protección de la vacuna anterior y que estaban susceptibles a los desafíos de campo.
Los lotes a esta edad (antes de la producción) que no muestran por lo menos 95% de protección pueden estar susceptibles a un desafío severo de viruela y pueden requerir una revacunación.

martes, 6 de diciembre de 2016

¿Cuándo se debe inducir el parto en las vacas?



Aunque es una práctica inusual en el ganado bovino, algunas ocasiones los médicos veterinarios se ven obligados a adelantar el alumbramiento por diversas razones. CONtexto ganadero le muestra cuáles son.
El médico veterinario Juan José Molina Echeverry explicó que muy pocas veces se debe forzar a la hembra a parir, pues ellas suelen hacerlo sin ningún inconveniente, salvo cuando el profesional observa algún problema.
Cuando el veterinario hace alguna palpación al sistema reproductivo y se da cuenta que hay algún problema, una de las decisiones que puede tomar es hacer el parto antes de que llegue a término para evitar complicaciones de la madre”, indicó.
Otra razón por la cual se induce a parto es porque el ternero que va a nacer es muy grande en relación a su madre. Esto sucede sobre todo en las empresas ganaderas que están apostándole al mejoramiento genético con razas grandes e inyectan los embriones en vacas pequeñas.
Ante esta situación, el médico veterinario opta por adelantar el parto 5 a 7 días antes de lo esperado, procurando que el feto no crezca más allá de lo que la madre puede soportar.
Molina Echeverry aclaró que un embrión tiene su mayor índice de crecimiento en el último mes, por lo cual se podría recurrir a la inducción del parto si se observa que su tamaño podría causar complicaciones durante el alumbramiento.
“Como hay un auge de razas grandes europeas, en las cuales los terneros nacen pesando entre 40 y 50 kg. Normalmente en Colombia se usan novillas como receptoras, que son estrechas de pelvis, entonces hay problemas en el nacimiento porque se aumenta la mortalidad de los embriones por dificultades en el parto”, sostuvo el experto.
Aunque otros expertos señalan que la inducción se debe hacer cuando el ternero retrasa su nacimiento más allá de los 280 días, Molina aseguró que en su experiencia el número de días no constituye un factor de complicación del embarazo.
De hecho, ha conocido casos de hembras que fueron preñadas al mismo tiempo y que tienen una diferencia de hasta 25 días entre cada nacimiento.
Uno dice que la gestación de una vaca son 9 meses, 270 días. Pero eso es un promedio. Hay muchas que paren a los 285 o 290 días. Inclusive hemos tenido preñeces de casi 300 días y nacen perfectamente. Es muy difícil determinar en qué momento la vaca se está atrasando”, afirmó.
Según el experto, las vacas deben evidenciar algún tipo de problema que indique que es necesaria la intervención de algún especialista. Síntomas como fiebre, dificultad para estar de pie o la inhabilidad de parir por cansancio uterino, son señal de la que vaca debe ser asistida.
Para inducir el parto, el profesional aplica una mezcla de hormonas, las mismas que generan el estrés fetal en las vacas para que empiece el alumbramiento.
Se inyecta una mezcla con prostaglandina y corticoides de forma intramuscular, con un protocolo diseñado que semeja las hormonas del parto de una vaca. Uno aplica la inyección y el parto debe ocurrir 24 o 36 horas después”, precisó.
Como un dato aparte, Molina mencionó el caso de los porcinos, que es totalmente contrario al de las vacas, pues la mayoría de partos, por no decir el 100%, son inducidos. Esto se debe a que el productor debe estar atento a que salga la cría, mientras que con las vacas se procura que no haya ningún tipo de intervención.
“Cuando uno tiene que intervenir un parto, las vacas quedan con problemas de metritis o de retención de placentas, asociados a este proceso. Claro que cuando toca intervenir, hay que hacerlo, de lo contrario se puede morir el ternero o incluso la madre”, advirtió Molina.

jueves, 1 de diciembre de 2016

Factores que ocasionan un aumento en el riesgo de padecer enteritis necrótica


Clostridium spp. es un residente habitual del intestino de las aves domésticas que en condiciones normales es inocuo
El daño tisular de la mucosa intestinal predispone al ave a la enteritis necrótica. De esta forma, la composición del alimento es un factor crítico en el desarrollo de una gran cantidad de afecciones gastrointestinales como la enteritis necrótica.
Clostridium spp. es un residente habitual del intestino de las aves domésticas. En condiciones normales de salud es inocuo, a menos que existan factores que comprometan la integridad estructural de la mucosa intestinal. Un factor predisponente importante en la epidemiología de la enfermedad es el daño a la mucosa intestinal del ave, lo que puede deberse principalmente a agentes infecciosos como coccidios, microorganismos oportunistas y algunos compuestos tóxicos presentes en la dieta como micotoxinas, aminas biogénicas, aceites rancios y aceites sobrequemados.

Polisacáridos no amiláceos viscosos de tipo soluble

En algunos países la formulación alimenticia se realiza basándose en gramíneas del tipo trigo, cebada, centeno, triticale y avena, que normalmente son cereales muy ricos en polisacáridos no amiláceos viscosos de tipo soluble (PNAvs). Estos PNAvs forman una capa mucilaginosa en el lumen intestinal impidiendo una buena permeabilidad e interacción de los nutrientes entre la luz intestinal, el glucocáliz y las microvellosidades intestinales; además de aumentar el grosor del moco producido y la viscosidad de este. Los altos niveles de PNAvs aumentan el moco intestinal, lo que correlativamente ocasiona un incremento en la proporción de C. perfringens en el tracto intestinal, ya que las distintas especies de Clostridium son mucolíticas o utilizan el moco como fuente de alimentación o como protección contra otros microorganimos y el reconocimiento antigénico por parte del sistema inmunitario del ave.

Por otro lado, si se restringe a las aves la alimentación (medida preventiva contra el estrés calórico o el síndrome ascítico), estas comienzan a ingerir material rugoso y fibroso de la cama, lo que puede incrementar el número de casos. Además, la sobrepoblación de aves puede ser un factor causal importante debido a la falta apropiada de acceso a los comederos.

La enteritis necrótica se puede prevenir si se impide la proliferación de C. perfringens y al mismo tiempo se logra mantener la integridad de la mucosa intestinal, ya que la coccidiosis puede afectar dicha integridad por las lesiones que produce. En este caso, para prevenir infecciones secundarias, es importante contar con programas anticoccidial bien planificados que contribuyan a promover una temprana y rápida recuperación del epitelio acompañada de una terapia antimicrobiana y de un fortalecimiento inmunitario apropiado contra este tipo de parásitos. Un desequilibrio de la microbiota en el intestino delgado ocasionada por coccidiosis o por una ingestión de un nutriente que favorezca la replicación microbiana exacerbada de un solo tipo definido de bacteria, puede dar origen a una condición conocida como disbacteriosis, lo que más tarde puede ocasionar problemas de diarrea o malabsorción, situación que favorece una proliferación exacerbada de C. perfringens y, por lo tanto, puede favorecer la presentación de enteritis necrótica. Un aumento en la cantidad de C. perfringens se asocia a una mayor predisposición a presentar o exacerbar la enfermedad. A partir de la prohibición del uso de los APC en Europa se han incrementado los casos de enteritis necrótica. Por otra parte, cuando en Australia se ha tenido que alimentar a las aves con dietas formuladas con maíz, sorgo y pasta de soja, los casos de enteritis necrótica se incrementan, en comparación con cuando se alimentan con avena, centeno, trigo o cebada. Esto indica que dentro de los factores predisponentes de la enteritis necrótica es más importante un menor contenido de fibra en la dieta basada en sorgo y pasta de soja que los PNAvs por sí mismos. Por lo tanto, si la dieta tiene un porcentaje inapropiado de fibra junto con la ausencia de APC, es posible que se incrementen los casos de enteritis necrótica; sin embargo, esta es una de las directrices sobre las cuales se tiene que efectuar mayor investigación en el futuro.


Los programas de restricción alimenticia pueden ocasionar que las aves ingieran el material de la cama produciendo un aumento de la cantidad de C. perfringens en el intestino de las aves, lo que es un factor de riesgo importante para la presentación de enteritis necrótica.

Tipo de proteína

Por otra parte, se ha observado que la frecuencia de la presencia de C. perfringens asociada a lesiones como la colangiohepatitis y hepatitis multifocal ha aumentado en aves alimentadas con insumos proteicos de origen animal, sobre todo cuando se han utilizado harinas de pescado en la dieta, en comparación con cuando se emplean proteínas de origen vegetal únicamente. Por ello es importante considerar la calidad y tipo de la proteína utilizada en el alimento.
La digestibilidad de la proteína es vital para evitar el incremento de factores predisponentes, ya que si la proteína no se digiere y absorbe adecuadamente en el primer tercio del intestino delgado del animal, el bolo alimenticio rico en polipéptidos y proteínas completas llega a la última porción del mismo y del intestino grueso, donde es degradado por diferentes bacterias, de las cuales Clostridium spp. constituye una de las poblaciones bacterianas más importantes para la utilización de estos nutrientes, lo cual puede ocasionar un incremento de este microorganismo y contribuir así a ser un factor causal importante per se para la presentación de la disbacteriosis y de la enteritis necrótica.

Enzimas

Algunas enzimas agregadas al alimento como las xilanasas, proteasas y amilasas, pueden liberar nutrientes, por lo que son altamente beneficiosas dentro de la economía alimenticia de las aves; sin embargo, si esta liberación de nutrientes a partir del quimo alimenticio se produce de forma tardía durante el proceso de peristalsis intestinal, como los nutrientes liberados no se encuentran en el lugar adecuado para su absorción en el intestino, llegan a las partes distales del mismo, donde su presencia y el medio anaerobio contribuyen significativamente al sobrecrecimiento de Clostridium spp. Esto afecta de forma negativa a las aves, debido al aumento en la presentación de enteritis necrótica de tipo subclínico o incluso de forma aguda.
Los coccidiostatos ionóforos poliésteres muestran cierta acción contra Clostridium spp.; sin embargo, cuando el método de prevención contra la coccidiosis es únicamente por medio de vacunación sin utilizar ionóforos, es recomendable incluir un antimicrobiano en el alimento o en el agua de bebida al menos durante la fase de prepatencia del parásito, periodo en el cual la vacuna frente a Eimeria spp. puede ocasionar un mayor daño tisular, con la finalidad de disminuir el sobrecrecimiento de Clostridium spp. y reducir el riesgo de padecer enteritis necrótica.

Tamaño de partícula

Otro aspecto relacionado con la presentación de enteritis necrótica, es el tamaño de la partícula del alimento. Un tamaño de la criba de molienda del número 7 es beneficioso porque mantiene la integridad del ventrículo gástrico y su efecto de molienda, lo que reduce la cantidad de proteína no digerida, por lo que al llegar menos proteína íntegra a las partes distales del intestino existe menos probabilidad de que se produzcan disbacteriosis y enteritis necrótica por el aumento de la proliferación de Clostridium spp. De acuerdo a algunos estudios sobre equilibrio de poblaciones bacterianas se ha observado que la disminución general de bacterias gramnegativas en el intestino ocasiona incremento de bacterias grampositivas, especialmente de C. perfringens, lo cual se exacerba en brotes clínicos y subclínicos de coccidiosis.

Factores genéticos

Se ha observado una mayor susceptibilidad de algunas estirpes de pollo de engorde a la enteritis necrótica, por lo que en la presentación de esta enfermedad posiblemente estén involucrados algunos factores genéticos vinculados a clusters genéticos definidos que aún no se han investigado dentro del proyecto genoma Gallus gallus.

¿Qué no hay que olvidar respecto a la enteritis necrótica?
  • Clostridium es un residente habitual del intestino de las aves domésticas. En condiciones normales son microorganismos inocuos, a menos que existan factores que comprometan la integridad de la mucosa intestinal.
  • La producción de toxinas α y β per se, y no exclusivamente perfringens en sí mismo, es la que ocasiona las lesiones necróticas en la mucosa intestinal.
  • La enteritis necrótica se puede prevenir si se impide la proliferación de perfringens y al mismo tiempo se logra mantener la integridad de la mucosa intestinal.
  • La enteritis necrótica se encuentra ligada a problemas primarios como la disbacteriosis y la coccidiosis, estas pueden favorecer la proliferación de perfringens y por lo tanto aumentar la presentación de enteritis necrótica, lo cual constituye una amenaza constante para las unidades de producción de aves comerciales.
  • Un programa diseñado para reducir la replicación de coccidios es básico en el control y prevención de enteritis necrótica.
  • Altos niveles de polisacáridos no amiláceos viscosos de tipo soluble presentes en las dietas que incluyen trigo, avena, centeno o triticale, aumentan el moco intestinal de las aves lo cual correlativamente ocasiona un incremento de perfringens en el intestino.
  • Las estrategias de control deben restringir las condiciones que promueven la sobreproducción de moco a nivel intestinal, tales como el uso de ingredientes en partículas excesivamente gruesas, replicación exacerbada de coccidios y enteritis inespecíficas (disbacteriosis).
  • La producción de huevo y carne en sistemas tipo campero o free-range chicken, donde se mantiene a las aves en piso, puede favorecer que la enteritis necrótica ocasione mortalidad que muchas veces pasa inadvertida por los dueños de este tipo de producciones.
  • Si bien lo más impactante de la enteritis necrótica es el aumento en la mortalidad, las pérdidas por reducción en la tasa de crecimiento y deterioro de la conversión alimentaria ocasionadas por una enteritis necrótica de tipo subclínico pueden ser aún mayores.

martes, 29 de noviembre de 2016

La influenza aviar sigue extendiéndose por el mundo

La semana pasada, se habló mucho de la aparición de la influenza aviar en varios países europeos, ya sea en aves silvestres o explotaciones comerciales. Ahora queda claro que la infleunza aviar también se está extendiendo por Asia y el Medio Oriente. Escribe Nuria Martínez Herráez, redactora en El Sitio Avícola.

Influenza aviar en Europa 

La influenza aviar ha ido propagándose por Europa. Holanda notificó brotes de influenza aviar en aves silvestres altamente patógena (serotipo H5N8) en las últimas semanas al detectarse un foco en el área de Monnickendam (Holanda septentrional). El 8 de noviembre tres porrones moñudos y dos somormujos lavancos fueron encontrados muertos en una zona húmeda y, dos días después, el laboratorio nacional de referencia confirmó la presencia de ese virus de la influenza aviar.
El pasado 21 de noviembre, las autoridades danesas confirmaron el primer caso de influenza aviar del tipo H5N8 en aves comerciales. El virus, el mismo que había sido encontrado en los últimos diez días en aves silvestres en varios lugares del país, mató el pasado fin de semana a una decena de patos de una pequeña granja en Skibstrup (este del país), señaló la Dirección General de Alimentación.
El país ya había notificado dos casos de H5N8 en aves silvestres y las autoridades habían ordenado el aislamiento de las aves de corral, con el fin de evitar que la influenza aviar llegue hasta las explotaciones avícolas y su sector avícola pueda sufrir pérdidas millonarias.
Varios países europeos como Alemania, Hungría y Austria han confirmado casos de este virus en explotaciones avícolas en las últimas semanas, además de en aves silvestres.
"Que se haya detectado la influenza aviar en una explotación danesa puede tener graves consecuencias para las exportaciones avícolas", advirtió en un comunicado el subdirector de Alimentación, Stig Mellergaard, según información de Efeagro.
Este organismo recordó que en el anterior brote de ese virus en 2006 Dinamarca perdió cerca de 200 millones de coronas (casi 27 millones de euros) en ingresos procedentes de exportaciones avícolas.
Francia, que el invierno pasado sufrió en su territorio varios focos de influenza aviar, ya ha comenzado a tomar medidas para evitar la entrada del virus y evitar que la industria avícola nacional vuelva a verse afectada.

Influenza aviar en Asia y el Medio Oriente

El 22 de noviembre se ha conocido el informe de la OIE sobre la comprobación de brotes, por primera vez en el país, en Irán, por el virus H5N8 de alta patogenicidad, que hasta el momento ha ocasionado la muerte de 277.878 ponedoras comerciales. 
Por otro lado, en Asia varios países están comenzando a tener graves problemas con otra cepa de influenza aviar de alta patogenicidad.
En los últimos días, tanto Japón como Corea del Sur han notificado brotes de la cepa de influenza aviar de alta patogenicidad H5N6.
En el caso de Corea del sur, el país ha sacrificado 60.000 aves por tres casos de H5N6. Los casos fueron detectados en dos granjas de aves de corral en el centro y suroeste del país, donde se han sacrificado unos 40.000 pollos y 22.000 patos como medida preventiva, informó en un comunicado el Ministerio de Alimentación, Agricultura y Asuntos Rurales.
En el caso de Japón, el Ministerio de Medio Ambiente de Japón ha elevado al nivel máximo la alerta por virus de la influenza aviar tras confirmar la presencia de la cepa altamente patógena H5N6 en unas aguas en el sur del archipiélago y el virus en varias aves muertas.
La influenza aviar es una amenaza constante para la avicultura de todo el mundo. Con la llegada de las temperaturas frías, los virus de influenza se hacen más fuertes y aumentan considerablemente las posibilidad de que se den brotes. Además, las migraciones de las aves silvestres que se producen en estos meses pueden ayudar considerablemente a propagar los virus rápidamente de unos países a otros.

Perspectivas en la salud aviar

La salud intestinal, la salmonela y la hepatitis por cuerpos de inclusión fueron temas tratados por expertos durante el Congreso Peruano de Avicultura, celebrado en septiembre de 2016.

Cómo evaluar la calidad intestinal de los pollos

La Dra. Elizabeth Santin, profesora del departamento Universidad Federal de Paraná, Brasil: “Más números y menos intuición: el reto es dejar de lado el ego y basarnos en la data”. Para ella, muchos de los especialistas de la industria resuelven intuitivamente los problemas intestinales, cuando lo ideal es que se ciñan a los números estadísticos. “El pollo tiene todo un sistema que debe ser observado de manera clara y racional”, especificó la ponente.
En la industria avícola es necesaria la educación sobre el sistema inmunológico, porque allí se inicia la exposición inflamatoria del animal. Según la doctora es importante estudiar la mucosa intestinal del pollo, con la finalidad de identificar el proceso de los microorganismos y prevenir los posibles males.
Santin comentó sobre la activación de las bactericinas, el desarrollo de las competencias entre ellas y el impacto del ambiente en el organismo del animal y sus células. “Hay una relación muy cercana entre los microorganismos y el huésped”, dejó en claro Santin.
Por otro lado, la especialista sostuvo que la respuesta fuerte o débil del cuerpo del pollo dependerá de su inmunidad, lo cual influirá en el proceso del costo del curso inflamatorio. Subrayó que cada vez que se incrementa el índice, existe una pérdida de peso (-0.51 de consumo de alimento con el -0.48 de ganancia de peso).
Por último, la doctora explicó que es necesario el pensamiento racional para tener éxito en la producción avícola, pues la intuición no ayuda a identificar la salud intestinal.
“Es urgente que exista la necesidad de transformar la patología en números para que las decisiones sean más claras y precisas. El reto es dejar el ego y basarnos en data” sostuvo la experta, quien a modo de reflexión final sugirió a los participantes que los productores deben tener la capacidad de gestionar información y ofrecer productos beneficiosos.

Estrategias frente a la salmonelosis

Para la Dra. Mónica Alva Chincha, San Fernando, Perú: “No estamos hablando de una salmonela común, sino de tifosis”. La especialista comentó acerca de lo que está pasando con esta enfermedad en el rubro y que se ve en su mayoría de dos formas: la tifoidea aviar y la pulorosis aviar.
La tifoidea aviar se presenta más en animales adultos (diarrea, lesiones a nivel de ovario). La pulorosis aviar se da más en animales jóvenes (diarrea, depresión, lesiones del hígado).
En un estudio de salmonela hecho en los Estados Unidos del año 1998 al 2014, se determinó que la salmonela era la principal causa de enfermedades bacterianas transmitidas por alimentos en el país y ocasionó que 1.2 millones de personas se enfermen, hubo 19000 hospitalizaciones y 380 muertes.
En el 2014 también determinaron que hay tres tipos de carne o muestras que son de mayor riesgo: carcasas de pollos, carne molida de res y carcasas de pavos. La Salmonella dublin es la principal causa de muerte, no se encuentra en las aves sino en su mayoría en la carne de res.
Ya ubicándonos en la realidad inmediata, la experta comentó que, en el año 2014, SENASA Perú realizó un estudio donde se ve que la Salmonella infantises la de mayor permanencia en el Perú, seguido de la Salmonella enteritidis.
Asimismo, explicó cómo es que llega la salmonela a la granja, y esto es muchas veces debido a la presencia de roedores, moscas, parásitos, zorros o escarabajos que portan este virus; además también puede estar presente en las personas o trabajadores que llegan a la granja, alimentos y materiales infectados, etc.
“Para saber qué nivel de seguridad se tiene en cada graja hay que hacer un ‘checklist’ que realmente represente la realidad en la que estamos, desde la ubicación de la granja, cómo está la infraestructura del galpón, el alimento, el manejo de los animales y la limpieza y desinfección. Si yo tengo un estudio de esto voy a saber cuál es mi riesgo”, mencionó la Dra. Alva.
Como conclusión la especialista aseguró que todo esto se soluciona con bioseguridad y que el plan de limpieza y desinfección debe ser integral. En este sentido, se debe monitorear de manera intensiva las granjas reproductoras, planta de incubación, la fábrica de alimento, y finalmente las plantas de beneficio.

Actualización en hepatitis por cuerpos de inclusión

Los pollos de engorde que vienen de parvadas jóvenes tienen mayor tendencia de contagio
Davor Ojkic, investigador del laboratorio de Salud Animal de la Universidad de Guelph en Canadá, señaló que la hepatitis es una enfermedad primaria que debe ser analizada detalladamente por la diversidad de sus serotipos. Así, se desarrolló el proceso de diagnóstico de la enfermedad en el laboratorio.
Inicialmente, el especialista explicó, que se realizaba un estudio post mortem, donde se analizan lesiones en el hígado y el páncreas. “La hepatitis afecta directamente a estos órganos y revisándolos notábamos el impacto”. Sin embargo, comentó que, actualmente, resulta mejor “utilizar el método de PCR en tiempo real, pues los resultados son inmediatos y efectivos”, señaló.
Ojkic comentó que años atrás no existían demasiados estudios sobre índices de hepatitis por cuerpos de inclusión debido a que no se presentaron demasiados casos que involucraban un verdadero problema. Sin embargo, aseguró que: “Las tasas de mortalidad aumentaron de 30% a 40% en el 2003 y ello, nos llevó a realizar otros estudios”.
De esta manera, el ponente detalló que en el laboratorio se realizaron estudios de 246 casos de hepatitis por cuerpos de inclusión en lotes de aves, el cual arrojó un aumento en el número de agentes inmunosupresores presentes en aves muy jóvenes, añadió Ojkic.
Así, especificó, que la prueba AGID encontró que: “el 85% de los lotes observados estaban expuestos al virus antes de entrar a producción. Cuanto más viven las aves, más expuestos están”. El nivel de exposición aumenta con la edad y el serotipo número 11 era el que tuvo más incidencia en las parvadas.
Entonces, “se hizo el aislamiento del virus y el genotipo de las proteínas. Lo más interesante se observó en que 4 de 5 lotes que no tenían historia de hepatitis por cuerpos de inclusión tenían el tipo 4 a un nivel alto”, añadió.
De la misma manera, Ojkic presentó un estudio realizado entre el 2010 y 2012 en Ontario en el cual se hizo una línea de base de presencia de virus. El resultado fue que el 96.5% (223) de pollos de engorde fueron afectados con virus de tipo 1, 2 y diferentes sepas de 11.
En conclusión, comentó que la hepatitis por cuerpos de inclusión es un virus de nivel primario y debe ser tratado como tal. Asimismo, señaló que los pollos de engorde que vienen de parvadas jóvenes son las que tienen tendencia de contagio. Los principales virus de la en hepatitis por cuerpos de inclusión son de tipo 2,8, y 11.
Finalmente, exhortó a los productores a establecer un sistema integral de control: “Los números son claros: Existen niveles más altos de mortalidad y los productores no saben qué hacer. Por ello, recomiendo la limpieza de residuos avícolas y la vacunación de las aves para prevenir y erradicar el virus”, comentó.

Los pollos bebés necesitan de calefacción

“No importa en qué país del mundo estés, qué animal estés tratando, o si estás manejando pollos en Alaska o Ecuador; si uno entiende el comportamiento animal, entenderá si lo que está haciendo es correcto o no”, así lo afirmó el Dr. Carlos Ronchi de Brasil.
El especialista considera que uno de los principales puntos a tener en cuenta es la “zona de confort térmico”, que es un rango de temperatura donde el ave no gasta nada de su metabolismo para calentarse o enfriarse, entonces todo el consumo lo va a utilizar para su crecimiento y para reforzar su sistema inmunológico. Esto es lo que hará la diferencia en la vida de un animal recién nacido.
Habló también de la temperatura ideal para el crecimiento de estos animales con un concepto base: los pollos bebés necesitan de calefacción y los pollos adultos necesitan de frío. “El pollo bebé soporta hasta el 20% de temperatura más alta pero apenas 10% de temperatura baja. El pollo grande soporta hasta 20% de temperatura más baja pero solo 10% de la temperatura más alta”, indicó.
Hoy en día existe una nueva generación de sistemas de calefacción ambiental: existen modelos de leña, eléctricos, diésel, a gas, etc. Mencionó que hay que tener uniformidad en la temperatura para las aves y para esto debe haber un perfecto sellamiento del galpón. Esto se puede hacer con cortinas internas, externas transversales y cielo raso.
Se debe tener al menos un metro entre la cortina externa longitudinal y la cortina interna longitudinal para hacer una bolsa de aire.
El doctor aseguró que el pollo bebé no tiene que hacer más que tres cosas: beber, comer y descansar con el buche lleno. Al menos el 95% de las aves deben tener el buche lleno cuando duermen.
Asimismo, comentó que el 80% del desarrollo del sistema inmunológico está relacionado directamente al intestino.
Para finalizar el experto desmintió un gran mito en este sector: “El intestino de las aves no crece solo hasta los 14 días, como dice el mito, crece hasta los 37 días de nacido. Si no cuidamos del intestino de las aves, no hay como tener aves sanas”, remarcó.

domingo, 27 de noviembre de 2016

El desarrollo del rumen es la clave para obtener más leche


En un simposio lechero, el estadounidense James Quigley aportó datos de crianza para aumentar la productividad de las vacas.
La industria lechera vive en una carrera eterna para bajar sus costos y aumentar la eficiencia. Con ese objetivo, La Serenísima realizó esta semana en la Universidad Católica Argentina, en la ciudad de Buenos Aires, un simposio focalizado en la recría y reproducción de los rumiantes lecheros.

“En el destete, el rumen de los terneros cambia dramáticamente, hay un aumento de la actividad ruminal y las enzimas hepáticas que el ternero usa para digerir una nueva dieta deben ser desarrolladas”, explicó el estadounidense James Quigley, director técnico y de investigación de la firma Provimi América del Norte, en el comienzo de su presentación ante un auditorio repleto. Provimi es una fabricante de productos nutricionales para bovinos, y lo que Quigley hizo en su disertación fue mostrar los beneficios de este tipo de productos en el desarrollo del rumen de los terneros y su posterior productividad lechera.

Según explicó de entrada, el consumo de calostro puede influir en el desarrollo del rumen, ya que si el ternero recibe calostro por siete días su rumen se desarrolla más que si lo recibe por tres días, y eso lo hace capaz de absorber más nutrientes. “Las bacterias presentes en el rumen desde casi el momento del nacimiento también cumplen un rol importante en la digestión de diferentes alimentos -agregó-. El agua es esencial ya que las bacterias viven en agua, por eso es fundamental darles agua limpia a los terneros”.

Y luego remarcó que “la clave para el desarrollo del rumen de los terneros está en el consumo de alimentos secos”. Dentro de la alimentación seca, Quigley distinguió entre granos y silaje y destacó que para el desarrollo inicial son preferibles los carbohidratos aportados por los granos, pero advirtió sobre la necesidad de manejar el grado de fermentación para evitar enfermedades como la acidosis. “Granos muy procesados pueden fermentar demasiado rápido y afectar el desarrollo del rumen”, advirtió, y detalló que el almidón disponible depende del tipo de procesamiento del alimento. “Los texturizados aportan un 35/40 por ciento de almidón, son más caros pero son recomendables”, dijo.

Respecto del momento óptimo para el destete, Quigley dijo que no solo depende de la edad o el peso, sino también de la cantidad de leche o alimento seco que el animal haya consumido, de la salud del ternero o de las condiciones ambientales. Además recomendó incluír una pequeña cantidad de forraje en la dieta de los terneros destetados, ya que produce saliva y mejora el ph. “Una ingesta recomendable sería del 3-5 por ciento de forraje en las primeras doce semanas”, detalló.

A continuación, se enfocó en cómo mejorar la eficiencia de las vaquillonas y mostró datos de ensayos tanto de EE. UU. como de Corea que afirman que la primera lactancia y la producción de leche de por vida se optimizan cuando el primer parto de la vaca es entre los 22 y 24 meses de edad. Pero la mayoría de los países tienen promedios de edad del primer parto de entre 25 y 30 meses. En Argentina, es de 29 meses. Al respecto, Quigley dijo: “Bajar la edad no depende solo de la biología del animal sino de la gestión, cuanto más intensivo el manejo más posibilidades hay”. Y añadió: “Pero el peso es más importante que la edad. Recomiendo que se alimente a los animales con 900 gramos de alimento seco por día desde el destete hasta el primer parto y mantener un equilibrio entre energía y proteína, buscar ganancias de peso menores a un kilo por día para evitar el engorde en la ubre”.