jueves, 21 de septiembre de 2017

Investigadores españoles estudian la cirugía para solucionar la coenurosis cerebral en cabras

Investigadores españoles estudian la cirugía para solucionar la coenurosis cerebral en cabras


La coenurosis cerebral es una enfermedad del sistema nervioso central en ovejas y cabras, y suele ser fatal a menos que se proporcione un alivio quirúrgico. Además, se da la circunstancia de que la información sobre la neuroanestesia en la medicina veterinaria en cabras es escasa.
Por esa razón, varios investigadores de la Universidad de Extremadura y de la Universidad Complutense de Madrid han realizado una craniectomía, después de un elaborado protocolo de anestesia, a un animal que sufría de esta patología. La cabra se recuperó sin incidentes.
Por lo tanto, la principal conclusión del estudio es que la anestesia intravenosa total con propofol, lidocaína, fentanilo y midazolam podría ser una opción aceptable para la anestesia durante la cirugía intracraneal en cabras.
Esta investigación se ha publicado en la prestigiosa revista científica BMC Veterinary Research y está firmada por los siguientes autores: Verónica Vieitez, Ignacio Álvarez Gómez de Segura, Víctor López Ramis, Massimo Santella y Luis Javier Ezquerra.

El problema del diagnóstico lastra la erradicación de la tuberculosis caprina en Murcia

El problema del diagnóstico lastra la erradicación de la tuberculosis caprina en Murcia


Los problemas derivados del diagnóstico en la tuberculosis caprina será uno de los principales puntos sobre los que girará la ponencia que ofrecerá Antonio Buendía Marín, profesor de la Universidad de Murcia, en el curso ‘Cabra Murciano-Granadina y Cordero Segureño: sanidad y producción, una visión actual’, que se celebrará en Campos del Río (Murcia) del 5 al 8 de octubre.
La ponencia presentada por Buendía, bajo el título de ‘Tuberculosis caprina: ¿un problema de diagnóstico?’, abordará los problemas de diagnóstico con las actuales herramientas utilizadas en el plan de la tuberculosis caprina de la Región de Murcia, con la casuística de los falsos negativos. “Se trata de un goteo constante de animales que van quedando en las explotaciones, cuando ya parece que está erradicada. Este hecho ha provocado que no se pueda avanzar de una forma más definitiva en el control de la tuberculosis caprina en Murcia, aunque ya estamos en niveles muy altos”, señala Buendía.
Además, el profesor universitario presentará las pruebas de los últimos ensayos realizados con otras técnicas diagnósticas como las del gamma-interferon y la detección de anticuerpos, que a juicio del profesor de la Universidad de Murcia podrían utilizarse en el plan de control de la tuberculosis caprina que se desarrolla desde principios de los 90 en esta comunidad autónoma.
Por último, también se analizará el papel que juega la vacunación de la paratuberculosis caprina en la interferencia con el diagnóstico de la tuberculosis. Este asunto es de gran interés para los ganaderos, ya que la vacunación es la medida más eficaz que tienen los productores para intentar controlar la paratuberculosis caprina en sus rebaños, teniendo en cuenta que esta patología destaca por tener importantes efectos en la explotación, con una significativa reducción en la producción de leche, lo que tiene consecuencias económicas y de rentabilidad en las ganaderías afectadas.

Análisis serológico de la peste de los pequeños rumiantes en un país endémico

Análisis serológico de la peste de los pequeños rumiantes en un país endémico


Se ha realizado un estudio en Pakistán con el objetivo de obtener información básica sobre la presencia y distribución de peste de los pequeños rumiantes (PPR) en el país asiático, cuantificando la seroprevalencia de esta infección en todas las provincias y regiones del país.
Para diseñar un programa de control adecuado y monitorear su progreso, se necesita información sobre la ocurrencia de la enfermedad en la población. Se hallaron diferencias en la seropositividad, que podría atribuirse al movimiento de los animales ya las condiciones agroclimáticas de las zonas. Los factores de riesgo cubiertos en el estudio fueron la temporada, así como la edad y el sexo de los animales.
El estudio se publicó en la prestigiosa revista científica Small Ruminant Research y está firmado por varios investigadores del país asiático (Muhammad Abubakar, Aamir Bin Zahur, Muhammad Afzal y Qurban Ali), con el apoyo de José González, del Instituto de Bioveterinaria de Wageningen (Países Bajos).

miércoles, 20 de septiembre de 2017

Estos son algunos tratamientos para aliviar quistes ováricos


El principal objetivo de los tratamientos de los quistes es procurar las condiciones que permitan una nueva preñez y un parto sin alteraciones. Aquí presentamos una lista de opciones para aliviar esta enfermedad que puede causar grandes pérdidas en las ganaderías.
En un artículo del médico veterinario argentino Rutter Bruno del portal Engormix, se describen los distintos métodos para tratar esta enfermedad, que generalmente se hacen con suministro de hormonas, una vez se han descartado otro tipo de condiciones genéticas.
De esta forma, el diagnóstico temprano y correcto de los quistes es fundamental a la hora de implementar cualquier tipo de terapia. El experto aconsejó elaborar una estrategia genética, hormonal y económica.
Así pues, todos los esquemas buscan restablecer el ciclo estral mediante el desarrollo de tejido lúteo funcional. Esto puede ocurrir a partir de la maduración de un folículo o la luteinización de los quistes, favorecida por el suministro de hormonas.
Generalmente, los tratamientos son más exitosos en el posparto temprano y con quistes formados recientemente. En 60% de los quistes diagnosticados durante el puerperio (20 a 30 días después del parto) se recuperan en la primera ovulación, lo que se conoce como recuperación espontánea.
Mientras que se desaconseja la ruptura manual, la mejor alternativa es la aplicación de diferentes hormonas que alivian esta enfermedad.
Por ejemplo, se puede administrar gonadotropina coriónica, hCG, que es la más usada, con dosis de 2.000 a 5.000 U.I. por vía endovenosa o intraquística, y de 5.000 a 10 mil por vía intramuscular o subcutánea. Esta hormona luteinizante, LH, restablece la actividad cíclica ovárica, aunque no se deben inyectar dosis de forma tan seguida.
También se emplean la progesterona y los progestágenos, que con el uso de dispositivos intravaginales, reducen la concentración basal y la frecuencia pulsátil de LH, lo que hace imposible matener los quistes y conduce a su regresión funcional y disminución de tamaño.
El uso de estos dispositivos tiene una respuesta variable según la duración del tratamiento. En algunos casos, los quistes pueden persistir por períodos de hasta 18 días, y luego desencadenan celo y ovulación a los 14 días.
Igualmente, la hormona liberadora de gonadotropina, GnRH, o alguno de sus análogos sintéticos, induce un pico preovulatorio de LH y hormona foliculoestimulante, FSH, similar al del ciclo estral dentro de la hora y media a 3 horas del tratamiento, con duración de 4 horas.
Así, los quistes sufren luteinización, se reducen las concentraciones de LH y de 17-estradiol en 24 horas, las concentraciones de progesterona aumentan, y los ciclos estrales son restablecidos.
En cambio, no se recomienda la repetición de GnRH en casos sin respuesta, dado que pueden ocurrir fallas por la incapacidad de la estructura quística de responder debido a fibrosis, degeneración de la teca-granulosa, o número insuficiente de receptores en células foliculares.
Finalmente, es posible combinar tratamientos como hCG + progesterona, o prostaglandina F2 (que funciona de forma única) con hCG o GnRH, aplicada de 9 a 15 días después de estas últimas.
El veterinario argentino recomendó servir a las hembras en el primer celo después del tratamiento exitoso, para que los quistes ováricos no se repitan si logran preñarse. De lo contrario, si se permite que ocurran 2 o 3 ciclos, es posible que vuelva a presentarse la afección.-

Prevenir la deshidratación en la incubación


Los pollitos recién nacidos no son capaces de termorregular, por lo tanto la temperatura del aire, la humedad y la velocidad del aire tendrán un efecto sobre su temperatura corporal.
Los pollitos recién nacidos no son capaces de termorregular, por lo tanto la temperatura del aire, la humedad y la velocidad del aire tras la incubación tendrán un efecto sobre su temperatura corporal
Evitar la deshidratación, en los pollitos de un día, es esencial si queremos alcanzar desde el principio el máximo del potencial genético. Durante la temporada de calor es aún más importante, ya que los pollitos pueden encontrar altas temperaturas a su llegada a las granjas y además, en algunas zonas de alta temperatura ésta se combina con baja humedad aumentando aún más la posible deshidratación.
Hay dos factores principales que debemos revisar en la incubadora para prevenir la deshidratación del pollito de un día:
  • Rendimiento del pollito
  • Cáscara del huevo en el momento del nacimiento
Rendimiento ideal del pollito
Debe estar entre el 67-68%. De esta manera tendremos pollitos activos listos para alimentarse y beber en cuento sean alojados en la granja. Si tenemos rendimientos inferiores al 67%, podríamos tener pollitos deshidratados, con pocas reservas de vitelo y con frecuencia muy activos y ruidosos.
Temperatura en la incubadora
Suciedad de la cáscara
Dar puntuación a la suciedad de la cáscara del huevo en el momento del nacimiento es importante para saber si los pollitos están demasiado tiempo en la nacedora una vez nacidos (ventana de nacimiento muy amplia) y así podemos prevenir la deshidratación.
Debemos comprobar cuántos huevos de las bandejas de incubación están manchados de meconio. El procedimiento consiste en seleccionar los huevos más sucios de cada una de las 5 bandejas de la nacedora por lote, tomados al azar durante el nacimiento de los pollitos.
La Figura 1 muestra cómo se deberían ver las cáscaras de huevo en las bandejas de nacimiento. El objetivo es obtener una puntuación de entre 1 y 2. Si las cáscaras de huevo están demasiado manchadas, los siguientes puntos clave deben ser revisados:
  • Ventana de nacimiento demasiado larga
  • Alta temperatura en la incubadora
  • Tiempo de incubación demasiado largo
cáscara del huevo en el momento del nacimiento
Figura 1. Estado de la cáscara del huevo en el momento del nacimiento

Confort en la zona de carga y en el transporte
temperatura en el lugar de carga de los pollosTabla 1. Resumen de las condiciones óptimas en la sala espera del pollito y transporte del pollito
La temperatura, la humedad y la velocidad del aire deben comprobarse para evitar que los pollitos comiencen a jadear, perdiendo así agua a mayor velocidad, produciéndose deshidratación en menos tiempo. Aquellos pollitos que no se encuentren a la temperatura correcta tendrán menor rendimiento que otros pollos de engorde
La temperatura cloacal del pollito está altamente correlacionada con la temperatura corporal profunda, estando la temperatura óptima comprendida entre los 39.4 – 40.5ºC
confort en la zona de carga de los pollosEn climas calurosos, es importante comprobar si los pollitos se sienten cómodos en la sala de espera de la incubadora, durante su transporte y durante su posterior cría o engorde tal y como se indica en la Tabla 1.Indicadores para controlar el confort de los pollitos
  • Temperatura cloacal del pollito
  • Comportamiento del pollito
Un termómetro médico infrarrojo para el oído es una buena herramienta para medir la temperatura cloacal del pollito. Se recomienda el termómetro Braun ThermoScan® IRT4520.
Dónde medir la temperatura
  • En la incubadora
  • Áreas de espera
  • Camiones de transporte del pollito
  • Durante los primeros 2 días de cría
En el área de espera de la incubadora, la temperatura de los pollitos debe ser testada y tomada en todas las zonas de las pilas de cajas.
Al llegar a la nave, debemos comprobar la temperatura anal durante la descarga (5 pollos de una caja tomada desde la parte trasera, media y frontal del vehículo)
Tenemos que prestar especial atención cuando observamos que los pollitos jadean
Observar el comportamiento del pollito es fundamental si queremos detectar problemas de confort
Los pollitos a la temperatura correcta se muestran tranquilos y se distribuyen de manera uniforme por toda la caja que los traslada.
Si se encuentran a una temperatura demasiado caliente, por encima de 40.5ºC, comienzan a jadear.
Si obtenemos temperaturas anales por encima de 40.5 ºC, entonces tenemos que evaluar los siguientes puntos:
  • Disminuir la temperatura de la zona de espera (zona previa a la carga en camiones)
  • Mala circulación del aire alrededor de las cajas de los pollitos.
  • Las cajas de los pollitos están demasiado juntas o demasiado cerca de la pared. 

martes, 19 de septiembre de 2017

Influenza Aviar y Desarrollo de una Cultura de Bioseguridad


Ante la amenaza constante de la influenza aviar, debemos establecer e implementar programas eficientes de bioseguridad.
Ante la amenaza constante de la influenza aviar, debemos establecer e implementar programas eficientes de bioseguridad.
Situación & problemática actual
De acuerdo a analistas financieros los principales desafíos para la industria avícola mundial de hoy incluyen fluctuaciones del mercado debido a circunstancias políticas y económicas, variaciones en costos y disponibilidad de insumos, restricciones para el comercio e, indiscutiblemente, la influenza aviar.
Como resultado de cientos de brotes ocurridos recientemente en varios países de la Unión Europea, los Estados Unidos y los continentes asiático y africano, es incuestionable que la productividad y rentabilidad de muchas empresas han sido severamente afectadas, en algunos casos irreversiblemente.
Los brotes focalizados a nivel mundial promoverán las importaciones de huevos de mesa y carne de pollo y pavo provenientes de empresas líderes en países libres de influenza aviar Desafortunadamente, a pesar de los esfuerzos para contener o reducir los efectos clínicos de la enfermedad en países afectados, es muy factible que la influenza pueda ser reintroducida o que los virus presentes en esas áreas continúen evolucionando y perpetuándose.
Cultura de prevención frente a la gripe aviar
Aunque la erradicación de la influenza aviar es el método de control más eficiente, ésta demanda enormes recursos, organización y coordinación entre los organismos oficiales de sanidad animal y las empresas avícolas.
Hasta ahora, la vacunación con vacunas activas, recombinantes e inactivadas, ha sido solamente un recurso para disminuir pérdidas económicas, pero no evita la infección ni la diseminación de los virus en el campo.
La vacunación podría ser una mejor herramienta en la medida que los productos disponibles puedan:
  • Inducir inmunidad adecuada
  • Posean un grado alto de homología con los virus de campo
  • Mientras se usen en combinación con medidas rápidas de detección, restricciones para el movimiento de aves infectadas y sus productos, cama contaminada y/o la eliminación controlada de parvadas positivas.
migración de aves y gripe aviar
Los exámenes epidemiológicos ante los brotes ocurridos en los EUA en 2014-2015 también han sugerido que las fallas de bioseguridad posiblemente permitieron la introducción inicial de virus de aves migratorias a granjas comerciales. Estas introducciones primarias sirvieron como foco de infección y transmisión de virus con capacidad de adaptación a un nuevo hospedador.
Las enseñanzas derivadas de estos estudios indican claramente que la defensa más importante para las empresas avícolas de hoy y del futuro depende de programas estrictos de bioseguridad.

medidas de prevención frente a la gripe aviar¿Cómo vamos a lograr progreso?
Ante la amenaza constante de la influenza aviar, los líderes empresariales y profesionales con cargos ejecutivos deben establecer e implementar programas eficientes de bioseguridad prioritariamente para asegurar la rentabilidad y competitividad de sus empresas en el corto y largo plazo.
Afortunadamente, los análisis de mercado en muchos países en desarrollo que en la actualidad sufren también el impacto de la influenza aviar, muestran que la demanda de productos avícolas permanece sólida y rentable, y continúa creciendo a medida que aumenta la población y/o sus ingresos económicos.
Por lo tanto, la población seguirá demandando y consumiendo productos avícolas por su precio razonable, aceptación y valor nutritivo.
La pregunta entonces es si estos productos serán producidos por empresas nacionales (creando fuentes de empleo y ayudando al desarrollo de la economía), o si las necesidades de estos consumidores serán satisfechas mediante la compra de productos importados de países libres de influenza aviar.
Costo y beneficios de la bioseguridad
Un programa de bioseguridad eficiente requiere el compromiso y dedicación de todos los niveles operacionales de una empresa y debe iniciarse en el más alto nivel corporativo y requiere de inversiones en recursos físicos y humanos.

Conozca las causas internas y externas de la retención de placenta en bovinos


Dificultades de parto Este tipo de dificultades son las causas más comunes de retención placentaria. Dentro de estas dificultades tenemos: Parto prematuro: por inmadurez de los placentomas debido al corto tiempo de gestación. Parto gemelar: causa cotiledonitis, deficiencia nutricional de la madre y atonía uterina. Parto inducido: causa cotiledonitis y atonía uterina dificultando la expulsión, y […]
Dificultades de parto
Este tipo de dificultades son las causas más comunes de retención placentaria.
Dentro de estas dificultades tenemos:
Parto prematuro: por inmadurez de los placentomas debido al corto tiempo de gestación.
Parto gemelar: causa cotiledonitis, deficiencia nutricional de la madre y atonía uterina.
Parto inducido: causa cotiledonitis y atonía uterina dificultando la expulsión, y
Distocias: disminuye la inercia uterina impidiendo el desprendimiento de la placenta.
Gestaciones cortas y largas: Cuando la duración de la gestación se disminuye o se alarga un promedio de 5 días se presentan fallas en la síntesis de PGF2α lo cual aumenta la incidencia de retención placentaria. En el caso de las gestaciones largas, la retención se presenta por la avanzada involución de los placentomas.
Torsión y atonía uterina: Cuando se presenta torsión uterina se disminuye la inercia uterina impidiendo el desprendimiento normal de la placenta y causando la retención.
Cuando se presenta la atonía uterina también hay retención puesto que parte del mecanismo de expulsión de la placenta depende de estas contracciones. Esta atonía comúnmente es causada por deficiencias nutricionales.
Desordenes hormonales: Se presentan principalmente en vacas recién paridas que no presentan cuerpo lúteo.
En ellas predomina la acción estrogénica, por lo que la involución del útero es lenta y esto causa la retención.
La retención también se presenta por la deficiencia de progesterona.
Así mismo, los niveles de prostaglandina se encuentran bajos en los casos de retención y las prostaglandinas son esenciales para la correcta expulsión de la placenta.
Edad: La incidencia de RP en vacas primíparas está en torno al 3.5%, a diferencia de las vacas de noveno parto, en las cuales afecta un 24.4% lo que quiere decir que a mayor edad mayores probabilidades de presentar retención.
Causas externas
Estrés: En el caso de estrés calórico las vacas con piel negra o pelo negro absorben más calor por lo que pueden llegar a elevar su temperatura, lo cual es causa de infertilidad.
El flujo de sangre de la circulación interior se desvía a la circulación periférica en un intento de reducir la temperatura corporal.
La reducción del flujo de sangre a los órganos reduce los nutrientes disponibles e incrementa los productos bioquímicos de desecho a nivel de los tejidos.
Dentro de los órganos que dejan de percibir sangre se encuentran los oviductos, ovarios y útero, este último muy importante si el estrés se presenta en el parto, ya que puede ser causa de retención.
Higiene: En aquellas explotaciones donde no se tiene la precaución de desinfectar periódicamente el lugar después del parto habrá mayor prevalecían de bacterias muy agresivas que se instalarán rápidamente en el útero produciendo infecciones agudas que podrían causar cotiledonitis o placentitis.
Recomendaciones
A continuación se relacionan algunas recomendaciones para evitar este problema en sus fincas:
  • Suplemente: ningún pasto por verde, abundante y fresco que esté cubre la totalidad de los requerimientos nutricionales. La suplementación mineral no es un gasto, es una inversión que le ahorra mucho dinero en tratamientos costosos además del anestro por déficit nutricional.
  • Sea sensato: no insemine sus vacas y novillas estrechas con razas pesadas. Busque en sus catálogos aquellos toros con peso al nacimiento negativo (carne) o facilidad de parto (leche). Recuerde que el peso al nacimiento no guarda relación con el peso al destete.
  • Ayúdele a la vaca: una dosis de PGF2α al momento del parto puede ayudarle a expulsar correctamente todas las membranas.
  • Vacune: nuestros países están llenos de IBR/DVB/Leptospira/Brucela. Mantener unos animales sanos es la mejor inversión que puede hacer en su ganadería. Ahorrar en sanidad es ahorrar en crías.
  • Bienestar: si a usted no le gusta estar todo el día al rayo del sol a sus vacas tampoco. Todos los animales requieren sombra para protegerse de las altas temperaturas. Igual ocurre con la higiene. Corrales húmedos o llenos de excrementos causan estrés y enfermedades.
Fuente: Causas de retención placentaria en el ganado bovino. Rocha Jaime, Cristóbal y Córdova-Izquierdo, Alejandro. Universidad Autónoma Metropolitana Unidad Xochimilco.

domingo, 17 de septiembre de 2017

Reacciones Anafilácticas debido a la aplicación de Vacunas: Teoría y Casos Prácticos


La estructura tridimensional de los biológicos se mantiene cuando están liofilizados, refrigerados o congelados, pero con el calor, los detergentes, el alcohol, el sol, etc.
En mi práctica profesional he podido manejar varios casos de reacción vacunal y a fármacos, algunos con elevada mortalidad y otros controlados. El objetivo de este artículo es repasar el concepto de reacción anafiláctica, como prevenir y actuar en casos de emergencia. Además, compartiré con ustedes 2 casos y la solución brindada.
1.Manejo de las vacunas
En cuanto a las recomendaciones básicas para el manejo de vacunas. Recordar que las vacunas, bacterinas o antígenos se denominan productos biológicos, porque su actividad depende de que los antígenos tengan la estructura tridimensional adecuada y puedan inducir inmunidad humoral o celular cuando son aplicados a un animal. La estructura tridimensional de los biológicos se mantiene cuando están liofilizados, refrigerados o congelados, pero con el calor, los detergentes, el alcohol, el sol, etc., se modifican los productos y pierden eficacia. Por este motivo las vacunas y bacterinas deben de mantenerse siempre a 4ºC (2ºC a 7ºC), desde que se elaboran hasta que se aplican al animal.
En este punto viene la primera disyuntiva pues en el caso de las bacterinas que me ha tocado aplicar la recomendación de los laboratorios productores es aplicar la bacterina a temperatura ambiente. Es decir, sacar el frasco de vacuna del refrigerador (4ºC) y tenerla a medio ambiente durante el tiempo necesario (promedio dos horas) para que tome una temperatura ambiente (18ºC) para que al aplicarla no se produzca en el animal una reacción asociada a la diferencia de temperatura.
2.Reacciones Vacunales
Son los efectos secundarios de la aplicación de vacunas convencionales. Generalmente se producen solo a nivel local, pero no es infrecuente la aparición de reacciones sistémicas. Las reacciones locales son: dolor, inflamación o edema en el punto de inoculación, alopecia localizada o abscesos. En cuanto a las reacciones sistémicas: a veces aparece fiebre, y menos frecuente, otros problemas más serios como abortos en hembras gestantes, reacciones de hipersensibilidad de tipo I, enfermedad autoinmune, o inmunosupresión.
3.Hipersensibilidad de Tipo I
La inmunopatología es el campo en dónde se estudian todas las respuestas inmunes que producen alteraciones en los animales. En este amplio campo se encuentra incluido el término de hipersensibilidad, que es una respuesta inmune excesiva que se produce en un sujeto ante un antígeno que, generalmente, son inofensivos para el resto de los individuos. Esta respuesta alterada suele originar perturbaciones más o menos importantes en los tejidos. Son reacciones que se producen en minutos después de la aplicación del alérgeno (vacuna).
El mecanismo de la hipersensibilidad tipo I (Figura 2), asociado a las reacciones vacunales sistémicas, empieza con el ingreso de un alergeno que estimula a los linfocitos Th2 y las síntesis de Ig E que se une a los receptores de los mastocitos, lo que conduce, en un segundo contacto, a la degranulación del mastocito con la consiguiente liberación y producción de los mediadores responsables de las alteraciones sistémicas.
4.Factores que predisponen a los cerdos a reaccionar ante una vacuna
a.Genético 
Este es el factor de mayor importancia asociado a las reacciones de hipersensibilidad tipo I; lamentablemente en vacunaciones masivas no es posible saber cuál o cuáles son los individuos atópicos. Los individuos atópicos son aquellos que presentan antecedentes genéticos de estas alteraciones, con niveles de IgE circulante y de eosinófilos más altos que en individuos normales.
b.Estado Sanitario
Animales parasitados, por ejemplo: con alta carga de nemátodos, tendrán elevada concentración de IgE en sangre lo que incrementa el riesgo de reacción vacunal.
c.Características del alérgeno
Los alérgenos deben de tener características especiales para poder comportarse como tales.
-Primero deben de ser de naturaleza proteica, o bien ser sustancias que puedan unir proteínas.
-Suelen tener bajo peso molecular
-Ser glucosilados
-Tener alta solubilidad en líquidos orgánicos
-Que se presenten en dosis muy bajas, pero repetidas, al organismo sensible. Lo que puede favorecer la activación de los linfocitos Th2 que sintetizan interleuquinas fundamentales para que el linfocito B sea capaz de producir IgE. Por lo que es importante ver el tipo de adyuvante en las vacunas y su modo de acción.
d.Adyuvante e inmunoestimulantes
A principios del siglo pasado se observó que la incorporación de diferentes sales al material antigénico vacunal induciría un aumento de la producción de anticuerpos y de la memoria de la respuesta inmune en los animales que eran vacunados con estas mezclas. Estas sustancias, denominadas adyuvantes, actúan fundamentalmente:
-Favoreciendo la presentación de los antígenos al sistema inmune, mediante el secuestro de los antígenos vacunales y la posterior liberación de manera lenta y prolongada.
-Produciendo una ligera inflamación que activa la atracción de las células presentadoras de antígeno (CPA), y por tanto favoreciendo la quimiotaxis.
Los adyuvantes más utilizados al principio fueron sales de aluminio (hidróxido de aluminio o fosfato de aluminio), que cuando se unen al antígeno, producen en el animal inoculado un ligero granuloma que favorece la lenta eliminación del antígeno (estimulación antigénica más duradera), así como la atracción de las CPA, por lo que aumenta la capacidad de la respuesta inmune. El hidróxido de aluminio todavía es muy utilizado en vacunas en varias especies animales, sobre todo para antígenos altamente inmunogénicos.
Otros adyuvantes tienen un principio oleoso. Así, el adyuvante incompleto de Freund está formado por la mezcla agua y aceites minerales en las que se emulsiona el antígeno; el adyuvante completo incluye además una suspensión de Mycobacterium tuberculosis inactivados por el calor. El efecto de estos dos adyuvantes es similar al anterior, induciendo una reacción inflamatoria con atracción de CPA. Este tipo de adyuvante es utilizado fundamentalmente en investigación, sobre todo con antígenos de baja capacidad inmunogénica.
Recientemente se están ensayando otros tipos de adyuvantes, como las saponinas (Quil A), aunque no se utilizan con frecuencia por presentar algunos efectos secundarios. Los denominados ISCOM (inmune stimulating complexes), son adyuvantes lipídicos que presentan una buena acción estimulante sin efectos secundarios, pero su utilización comercial es muy reducida.
Por último, la asociación de antígenos vacunales, adyuvantes y algunas citoquinas como la IL-1 e IL-2 o el interferón, se están estudiando cada día más por su potencial inmunoestimulador y probablemente serán en un futuro próximo más utilizados.
5.Casos prácticos y soluciones
-Caso 1. Reacción a una vacuna aplicada en lechones lactantes en el momento del destete.
Antecedentes: Granja de 1000 madres. Se procedía a vacunar regularmente todas las semanas a 500 lechones el día del destete. Eventualmente teníamos unos dos lechones que reaccionaban minutos después de la vacuna regurgitando la leche y luego era evidente que tenían falta de aire, se postraban y se tornaban cianóticos, sobretodo en la zona del hocico. Pasados unos 10 minutos se calmaban y luego se reincorporaban. El manejo que comúnmente se realizaba era colocar a los lechones dentro de sus nidos y cerrar el ingreso para evitar que los otros lechones de la camada los molesten. Luego limpiarles el vómito del hocico y dejarlos descansar.
Llegó una semana en la que coincidentemente reaccionaron todos los lechones de marranas primerizas aproximadamente entre 5 a 10 minutos después de aplicada la vacuna. A pesar de haber realizado el mismo manejo del biológico y luego continuar con el manejo clásico de lechones que reaccionaban a la vacuna, no pudimos controlarlos y murieron 40 lechones.
El diagnóstico era evidente era una reacción anafiláctica debido a la vacuna.
Solución: primero conseguir antihistamínico y aplicar a todos los lechones a ser vacunados. Procedíamos a aplicar este fármaco 30 minutos antes de la aplicación de la vacuna. Con esto logramos detener la mortalidad, pero faltaba saber que estábamos haciendo de diferente pues la vacuna era la misma que utilizábamos durante mucho tiempo atrás.
Nos comunicamos con la empresa comercializadora de la vacuna y nos indicaron que debíamos de tener la vacuna fuera de la refrigeradora hasta que tome la temperatura del ambiente y recién ahí aplicarla. Este trabajo era realizado por los materneros, y ellos siempre se colocaban la vacuna dentro del bolsillo para calentarla.
Nos quedó la duda: ¿por qué solo reaccionaron los lechones hijos de marranas primerizas? ¿sería el lote de la vacuna?
-Caso 2. Reacción a una vacuna aplicada en marranas gestantes.
Antecedentes: granja de 500 marranas. Implementaron la vacunación de marranas en último tercio de gestación pues en campo tenían reto de cierto patógeno. Se decidió hacer una vacunación en sábana. Minutos después de la aplicación tuvieron reacción anafiláctica severa 3 marranas. Las otras 497 estuvieron algo lerdas, pero luego se recuperaron. En la reacción anafiláctica las 3 marranas mostraron nerviosismo, dificultad respiratoria, cianosis en todas las extremidades, postración, temblores e hipotermia.
Solución: Primero les colocamos un puñado de azúcar en la boca con el fin de tranquilizarlas brindándoles un producto que les gusta. Luego se consiguió el antihistamínico que fue aplicado por lo menos 1 hora después de la reacción. Toda esa tarde y noche se recuperaron; para la mañana siguiente estaban aparentemente normales.
Nos comunicamos con la empresa comercializadora de la vacuna y nos indicaron que debíamos de tener la vacuna fuera de la refrigeradora hasta que tome la temperatura del ambiente para luego aplicarla. Exactamente la misma explicación del caso anterior.
6.Tratamiento de la hipersensibilidad de tipo I
Los tratamientos sirven para aliviar los síntomas de manera transitoria. Entre los fármacos recomendados tenemos:
-Antihistamínicos, que impedirán la acción de la histamina.
-Corticoesteroides, que bloquearán la síntesis de leucotrienos y prostaglandinas.
-Adrenalina, que aumenta el ritmo cardiaco, relaja los bronquios e impide la contracción del músculo intestinal.
-Cromoglicato de calcio, que impedirá el ingreso de calcio en los mastocitos y por lo tanto la activación de la degranulación.
-Otros en estudio como anticuerpos monoclonales o fármacos que inhiben las vías de señalización que amplifican la respuesta de la IgE.
7.Conclusiones: PREVENSIÓN
-Siempre tener en el botiquín de granja, un antihistamínico, corticoide (excepto en marranas gestantes) o adrenalina.
-Las reacciones anafilácticas pueden darse a una vacuna o a cualquier fármaco.
-Pueden tener eventos de reacciones anafilácticas individuales o grupales.
-Leer las recomendaciones técnicas escritas del uso de la vacuna.
-Anotar todos los datos detallados en el frasco de vacuna: nombre, lote, fecha de caducidad.
-Tener el número del médico veterinario responsable.
8.Bibliografía consultada
-Ian Tizard. Inmunología veterinaria. Editorial McGraw-Hill Interamericana. Sexta edición. México. Año 2000. 517 páginas.
-Antonio Morilla González. Manual para el control de las enfermedades de los cerdos. Editorial Manual Moderno. Segunda edición. México. Año 2006. 315 páginas.
-Hans-Joachim Selbitz Manfred Moos. Vacunación de los animales domésticos. Editorial Acribia SA, Primera Edición. España. Año 2002. 215 páginas.
-Gómez- Lucía Esperanza, Blanco María del Mar y Doménech Ana. Manual de inmunología veterinaria, Editorial Pearson, Primera Edición. España. Año 2006. 728 páginas.
-Horsch Friedhelm, Inmunoprofilaxis de los animales domésticos, Editorial Acribia, Primera Edición. España. Año 2007. 337 páginas.

Ya está disponible la nueva versión de la receta electrónica veterinaria Prescrivet

Ya está disponible la nueva versión de la receta electrónica veterinaria Prescrivet


Se encuentra operativa desde el pasado 9 de septiembre la nueva versión del sistema Prescrivet v1.2, en la que se ha incorporado nuevas funcionalidades, atendiendo a las sugerencias que les han ido trasladando los usuarios durante el tiempo que lleva funcionando la plataforma, y que harán el uso de Prescrivet más sencillo y práctico.
Cada una de estas nuevas funcionalidades se pueden ver en detalle en el nuevo manual de usuario que ya está colgado en la web, pero algunas de ellas son las siguientes:
Nueva Gestión de Stock de Botiquín. El equipo de soporte de Prescrivet ha informatizado el contenido de todas las presentaciones de medicamentos existentes dentro del Vademecum Veterinario, de forma que ahora sí sea posible el poder introducir en las recetas contra botiquín las cantidades exactas del medicamento seleccionado que se ha aplicado al tratamiento. 
- Incorporar identificaciones de animales desde Excel a las recetas.
- Identificación de propietario en animales de compañía.
- Observaciones Aemps en tiempos de espera. Prescrivet se actualiza de forma semanal directamente con la información del Vademecum de la Aemps. Además de las sugerencias en tiempos de espera, Prescrivet ofrecerá comentarios, sugerencias y advertencias para cada medicamento dependiendo de la especie con la que se vaya a utilizar. Esta información es proporcionada por la Aemps, y Prescrivet la actualizará regularmente en cada actualización de Vademecum Veterinario.

La persistencia de la brucelosis ovina y caprina en las explotaciones del área mediterránea

La persistencia de la brucelosis ovina y caprina en las explotaciones del área mediterránea


Francisco Cuello Gijón, profesor de la Universidad de Murcia, será uno de los ponentes que participen en el curso que lleva por título ‘Cabra Murciano-Granadina y Cordero Segureño: sanidad y producción, una visión actual’ y que se celebrará del 5 al 8 de octubre en Campos del Río (Murcia). Cuello ofrecerá una ponencia titulada ‘Principales zoonosis de los pequeños rumiantes’.
Aunque también se hablará sobre otras patologías como el carbunco, su intervención se centrará principalmente en dos enfermedades como la brucelosis y la fiebre Q, debido a su característica zoonótica y a su prevalencia en diferentes áreas. Así, se aportarán datos sobre la etiología, la transmisión, el diagnóstico y medidas para su prevención y control.
En especial, según detalla el ponente, se hablará sobre la brucelosis ovina y caprina, debido a la importante prevalencia que tiene en las zonas del área mediterránea, a pesar de que varias comunidades del norte e interior peninsular han conseguido la declaración de oficialmente indemnes a la enfermedad. “La brucelosis sigue teniendo una importante presencia en la zona mediterránea. Además de las causas climatológicas, la alta densidad de animales de pequeños rumiantes provoca que haya esas prevalencias. Tampoco hay que olvidar que, de hecho, la brucelosis es una enfermedad propia de las zonas cercanas al Mar Mediterráneo, ya que aquí nació y sigue teniendo una persistencia importante”, detalla Cuello.

La vigilancia clínica de la fiebre Q como primer paso para un diagnóstico diferencial

La vigilancia clínica de la fiebre Q como primer paso para un diagnóstico diferencial


En los ámbitos de la vigilancia del aborto infeccioso, hay que hacer frente a múltiples desafíos tanto para la salud pública como para la sanidad animal, especialmente cuando se trata de zoonosis: garantizar la detección temprana, mejorar la vigilancia de los brotes y la ordenación zoosanitaria. Por lo tanto, un enfoque global para el diagnóstico de las enfermedades infecciosas abortivas se discutió en el marco de la Plataforma Francesa para la Vigilancia de la Sanidad Animal por un grupo de colaboración de múltiples partes interesadas.
La fiebre Q apareció como un objetivo relevante para iniciar este nuevo enfoque con el fin de probar las diferentes etapas, desde la implementación en las granjas hasta el análisis de los resultados. Por ello, en 2012 se ha creado un estudio piloto, de tres años, en diez departamentos que cubre 1.493 explotaciones caprinas. Se centró en episodios abortivos definidos como por lo menos tres abortos en siete días o menos. Se utilizó un enfoque de diagnóstico a nivel de finca, es decir, la interpretación de combinaciones de resultados de varios animales. Por lo tanto, la toma de decisiones se basó en los resultados de dos qPCR aplicados en muestras vaginales (análisis individuales o combinados) y, si fuera necesario, en otros análisis serológicos, teniendo en cuenta el estado de vacunación de los rebaños. El Laboratorio Nacional de Referencia desempeñó un papel fundamental ya que participó en la validación y armonización del proceso analítico.
Se investigaron un total de 114 episodios abortivos de 105 granjas de cabras. Entre ellos, el 16,7% se consideró debido a la fiebre Q (rebaños relacionados considerados como ‘clínicamente afectados’ según las recomendaciones de la EFSA: 18,1%). Entre los ocho departamentos donde las granjas caprinas habían notificado series de abortos, la proporción de episodios abortivos atribuidos a la fiebre Q varió en gran medida del 0% al 36,4%.
Además de reforzar los conocimientos sobre la fiebre Q, este estudio permitió la obtención de retroalimentaciones de campo útiles sobre la viabilidad y aceptabilidad de dichos programas de vigilancia antes de su extensión a otros agentes infecciosos abortivos ya todo el territorio.
Un resumen de este estudio en el país galo se ha publicado en la prestigiosa revista científica Small Ruminant Research, firmado por los siguientes investigadores: Renée de Cremoux, Kristel Gache, Elodie Rousset, Carole Sala, Soline Hosteing,

Philippe Nicollet, Frédéric Lars, Raphäel Guatteo, Françoise Dion, Didier Calavas, Anne Bronner, Jean Baptiste Perrin y Anne Touratier.

sábado, 16 de septiembre de 2017

Abortos y reincidencia de celo en cerdas de cría a campo


















En la producción porcina el manejo reproductivo incide sobre los resultados productivos y por lo tanto en los económicos. En cerdas de cría a campo algunas de las fallas en el proceso se relacionan a la repetición de celos y a los abortos, es decir a “la expulsión uterina en cualquier etapa de la gestación de un feto muerto o vivo que no ha alcanzado el grado de desarrollo para ser viable”.
Según explican los técnicos de la Estación Experimental del INTA que trabajan junto al sector productivo sobre estas problemáticas, “el aborto no es una enfermedad específica, sino un signo clínico de numerosas enfermedades que afectan ya sea al feto, a la placenta, al aparato reproductor de la madre”. Una de las formas de clasificarlo es según su etiología, en no infeccioso o infeccioso. La etiología infecciosa es la causante de alrededor del 40% de los abortos diagnosticados.
En la cría de cerdos a campo las cuatro principales causas de infección que producen abortos y/o trastornos reproductivos en los cerdos en establecimientos de medianos y pequeños productores son Brucelosis, Leptospirosis, Aujesky y Parvovirosis.
Los referentes del INTA comentan que “la etapa de gestación durante la cual la cerda y/o los fetos son infectados será la que determine la capacidad de sobrevivencia de la camada”. En un aborto pueden perderse uno, varios o todos los fetos de la camada. “Si la infección ocurre previo a los 35 días de gestación, puede ocurrir muerte embrionaria y posterior reabsorción, presentando repetición de celo. Sí la infección transcurre entre los 36 a los 70 días de la gestación, los fetos pueden ser momificados. Si es después del día 70, puede ser que los lechones nazcan débiles o muertos”.
El diagnóstico de los abortos se realiza por la historia clínica, el examen físico y se confirma a través de técnicas de laboratorio con muestreo serológico o de tejidos posiblemente infectados.
Dado que los casos de aborto son analizados y estudiados desde la Experimental Cuenca del Salado del INTA sus profesionales realizaron un trabajo descriptivo de una experiencia en cerdas en primer tercio de gestación en un campo de la región.
El informe refiere a un caso ocurrido este año, en un criadero de cerdos de baja escala a campo, en el partido de Rauch, provincia de Buenos Aires. “Los cerdos afectados fueron un total de 19, de los cuales 17 eran cerdas de 1er a 4to parto y 2 eran padrillos. Los animales se encontraban en un potrero con pastura natural, y a este pastoreo se les agregaba 2 kg de maíz molido por día para cada animal”. Según comentan los técnicos “en ocho del total de las cerdas, el productor observó repetición de celo y en 2 de ellas pedazo de placenta colgando”.
Por cuestiones de anegamiento se realizó la visita al establecimiento 30 días posteriores a la aparición de la sintomatología descripta por el productor. Como parte del procedimiento “se recorrió el establecimiento, se realizó la anamnesis y el sangrado a 8 cerdos (6 cerdas, las cuales presentaron repetición de celo, y a los padrillos) para diagnostico serológico de Brucelosis, Leptospirosis y Aujesky”. Todas las muestras para Brucelosis fueron analizadas mediante dos aglutinaciones, Antígeno buferado en placa (BPA) y Test Rosa de Bengala (RB)), y una prueba confirmatoria llamada “Técnica de Polarización Fluorescente” (FPA). Todas las muestras para Leptospirosis fueron analizadas mediante MAT. Mientras que Aujesky se analizó mediante test de ELISA”. Ante la sospecha de micotoxinas, “se sugirió de analizar el maíz, pero no se pudo debido a que no tenían disponible, dado que se había cambiado la dieta y estaban comiendo balanceado por recomendación”.
Con los resultados de laboratorio, datos de la anamnesis, y el análisis del criadero, los técnicos del INTA infieren que “se trató de un caso de Leptospirosis” y al respecto estiman que “los animales pueden haber sido infectados por este agente a través del agua, la cual por las grandes lluvias cubrió aproximadamente la mitad del establecimiento”.
Como parte del tratamiento “a los animales a los animales se les inyecto estreptomicina”. Además “se le recomendó al productor la vacunación de las cerdas con doble dosis de vacuna parvo-Lepto 40 y 21 días, previo al servicio” y el “tratamiento de la piara con oxitetraciclina en el alimento”.
Acciones preventivas:
Según explican los técnicos del INTA “el control y la posible erradicación de la enfermedad pueden lograrse con medidas como vacunación, la higiene y tratamiento de animales enfermos”.
Entre las acciones para prevenir enfermedades abortivas se sugiere “vacunar a las cerdas primovacunadas con doble dosis de vacuna contra parvovirus y leptospira 40 y 20 días previo al parto”. Además es importante “realizar un sangrado de todos los animales una vez al año para control de Brucelosis y Aujesky”, como también “controlar mediante análisis de micotoxinas al pienso utilizado, utilizando siempre un alimento adecuado para los cerdos y una fuente de agua potable para los mismos”.
“Una tasa de abortos menor del 2% es considerada aceptable en la mayoría de los criaderos”. En casos que la tasa suba, lleva a sospechar en primera instancia a causas infecciosas”. Las enfermedades abortivas son de gran incidencia en la producción porcina, por lo tanto “es importante para el productor tomar todas las herramientas para controlar las mismas”. Un modo de hacerlo es “contar con un plan sanitario acorde a su establecimiento, la buena higiene del mismo y la correcta alimentación son fundamentales para que en los criaderos se observe bajos porcentajes de animales abortados”.